Cuando se aproxima la semana 40 de gestación, aumentan la expectativa y la ansiedad, y no es para menos, porque se acerca el día del encuentro entre la mamá y el amor de su vida. Por ello, en Revista Compensar te explicamos las diferencias entre parto y cesárea.

Según la Organización Mundial de la Salud (OMS), “el parto por cesárea es cada vez más frecuente tanto en países desarrollados como en desarrollo”. Sin embargo, el parto natural sigue siendo la mejor práctica de dar a luz. A continuación, el doctor Jimmy Castañeda, miembro emérito de la Federación Colombiana de Obstetricia y Ginecología te explica todo lo que tienes que saber sobre estos tipos de parto.

Actualmente, algunas mujeres evitan el parto natural para evadir los dolores que este genera, desconociendo la importancia de seguir los tiempos naturales del parto. Por esta razón, desde la Organización Mundial de la Salud (OMS) se ha enfatizado en la importancia de entender que la mayoría de partos naturales ocurren sin ninguna complicación.

Frente a esto, la OMS señala que es fundamental comprender que, “el parto debe ser tratado como un proceso natural, en el cual la mujer es el centro de la toma de decisiones y solo debe intervenirse cuando haya complicaciones”. En ese sentido, esta entidad ha emitido nuevas recomendaciones para reducir los tratamientos quirúrgicos innecesarios. Por ende, tú como madre debes saber que:

  • En el momento del parto eres la encargada de decidir si quieres o no el uso de la epidural, anestesia que alivia el dolor de un parto.
  • Tú puedes escoger la posición en la que te sientas más cómoda para dar a luz y el momento en el que debes pujar.
  • Durante el nacimiento puedes elegir un acompañante que apoye en este momento.

Recuerda que el parto vaginal es la práctica que genera mayores beneficios para el niño y la madre. Si el nacimiento de tu bebé está cerca, no dudes consultar esta guía donde Compensar EPS te explica los cuidados generales que debes tener en esta etapa final de tu embarazo.