Quienes somos cotizantes, nos hemos preguntado en algún momento ¿cómo hacer para alcanzar una pensión más alta que nos garantice mejor calidad de vida en la vejez? Pues bien, existe un método para lograrlo llamado Fondo de Pensiones Voluntarias. En la Revista Compensar te damos a conocer lo que necesitas acerca de él.

El Fondo de Pensiones Voluntarias es un sistema que permite hacer un ahorro adicional. De acuerdo con Skandia, el propósito principal de una pensión voluntaria es ahorrar y facilitar la creación o preservación del capital necesario para cumplir con los objetivos financieros que se tengan como por ejemplo, complementar la pensión, adquirir vivienda o invertir en la educación de tus hijos.

Hay algo que tiene que estar claro y es que El Fondo de Pensiones Voluntarias es distinto del Fondo de Pensión Obligatoria, aunque funciona de una manera similar. Se trata de una cuenta a nombre del individuo cotizante en la que él define el monto, la periodicidad del pago y el objetivo que se tiene con el ahorro.

Ahora bien, depende de quien desee ahorrar, si quiere o no que la administradora de fondos pensionales (en donde cotiza la pensión obligatoria) sea la misma del ahorro voluntario.

Beneficios de las pensiones voluntarias

Una de las razones por las que los Fondos de Pensiones Voluntarias tienen tanta acogida, es por los beneficios tributarios que se les ofrece a los ahorradores, siempre y cuando sea para: vivienda, como ahorro durante mínimo 10 años y para aumentar la mesada pensional.

El beneficio, en este caso, es que los aportes realizados a la cuenta de Pensiones Voluntarias sean exentos de renta, por lo que se les aplicará condiciones propias de ese tipo de exención.

Otra opción para realizar el ahorro voluntario es realizarlo en la misma cuenta de pensión obligatoria del trabajador, en la que están tanto los aportes que él ha realizado como los que cotiza su empleador, como lo dictamina la Ley.

Para este caso, según la reforma tributaria de 2016, los aportes realizados en lugar de ser exentos de renta, serán considerados como ingresos no constitutivos de renta, por lo que al momento de hacer la declaración, la deducción será mayor.

Una alternativa más, conforme con lo dicho por Skandia, a la hora de invertir en un Fondo de Pensiones Voluntario es la posibilidad de acceder a portafolios especiales de inversión, con los que se puede buscar que tu ahorro en el Fondo genere rentabilidad.

Ten en cuenta que para hacer aportes solo es necesario decirle al empleador que haga el descuento por nómina equivalente al aporte voluntario que quieras hacer e indicarle que lo destine a la cuenta de ahorro de tu gusto.