Mujer usando tapabocas y respetando las nuevas normas de etiqueta social

A  diario y sin darnos cuenta podemos realizar acciones que afectan a los demás, como usar incorrectamente el tapabocas, guardar distanciamiento social o estornudar sin cubrirte,  por ello, la publicista Maria Paula Camacho, máster en Protocolo & Relaciones Públicas te comparte algunas recomendaciones de etiqueta social que debes implementar en esta la nueva realidad.

La etiqueta social es un conjunto de normas que dependiendo de la cultura rigen los buenos modales de una persona. Para Maria Paula Camacho (@laetiquette) “es entender que cualquier acción o palabra que decimos tiene un impacto en el otro, por ello, es importante comprender la manera en cómo actuamos frente a cualquier situación de la vida”.

Y precisamente en esta nueva normalidad en la que, siguiendo las medidas de bioseguridad determinadas por el Ministerio de Salud y Protección Social,  podemos realizar algunas actividades que solíamos hacer antes de la pandemia, existen ciertas etiquetas que nos permiten cuidarnos a nosotros y a los demás.

Por esta razón, María Paula Camacho, máster en Protocolo & Relaciones Públicas nos da algunos tips de etiqueta en época de pandemia.

1.    El tapabocas

El tapabocas es un elemento imprescindible pues evita la propagación del Covid-19. No obstante, muchas personas lo usan de manera incorrecta De acuerdo con la experta, “en este momento el uso del cubrebocas es obligatorio, en ese sentido, así no te guste usarlo es importante hacerlo, porque te estás protegiendo a ti y a los que te rodean”.

Ahora bien, en cuanto al protocolo la experta explica que “debes hacerlo de forma organizada. Primero debes lavarte las manos, después quitarlo cogiendo las cintas y guardarlo en una bolsa de papel y luego te limpias las manos. Asimismo, nunca se debe poner sobre la mesa, pues es un elemento que protege nuestra salud”.

2.    En el aeropuerto

El abordaje se está haciendo por filas, por ello, “lo recomendable es guardar dos metros de distancia y llevar un kit de bioseguridad (gel antibacterial, tapabocas, guantes, alcohol, entre otros elementos de higiene personal). De igual forma, no es conveniente llegar al aeropuerto con tanto tiempo de  anticipación, por ejemplo, si vas a hacer un viaje internacional llega tres horas antes para evitar aglomeraciones”.

No obstante, para la experta lo más aconsejable es reflexionar si realmente necesitas viajar, de no ser necesario, evita hacerlo para disminuir la propagación del virus. 

3.    Sé empático con quien estornuda

De acuerdo con Maria Paula Camacho “la etiqueta social también se trata de contar con la capacidad de ponernos en el lugar del otro y comprender que las  personas pueden sufrir de patologías tales como: asma o rinitis  que las lleva a estornudar constantemente. Por eso, debemos naturalizar este tipo de actos y no discriminarlos.  Sin embargo, no puede ser una excusa para no usar la mascarilla de protección”. 

Así que, “si necesitas estornudar no te quites el tapabocas, cúbrete con la parte interna del brazo. Si estás resfriado y necesitas limpiarte la nariz, lávate las manos, retira solo un lado del cubrebocas, límpiate con un pañuelo desechable, después lo tiras en una bolsa de plástico y la depositas en un bote de basura. Vuelve a ponerte la tira del tapabocas. De esta manera, disminuyes la probabilidad de contagio”.

4.    ¿Cómo saludar?

En muchos medios de comunicación se ha informado que saludar de codo es la forma más adecuada de hacerlo. Sin embargo, como asegura la experta, “esto aumenta el riesgo de contagio. Por lo tanto, la manera correcta de saludar es utilizando el lenguaje no verbal. Habla, usa las manos para acompañar lo que estás diciendo, sé expresivo con los ojos  y sonríe así no te vean, pues esto cambia la proyección y cómo lo interpretan los demás. Así, te acostumbras a saludar de otra manera”. 

5.    La etiqueta es algo esencial para tu vida

De acuerdo con María Paula, todas las normas de cortesía hacen parte de nuestra marca personal y contrario a lo que muchos creen esto no se relaciona con el poder adquisitivo sino con tus valores. “Es preguntarte cómo estás comunicando tu marca personal, porque desde el primer contacto que tienes con una persona, puedes inferir sobre su educación y buenas costumbres,”. 

En definitiva, “la forma en cómo nos relacionamos con los demás es fundamental para entablar vínculos basados en el respeto por el otro, generando que en cualquier lugar en el que te encuentres: casa, trabajo, transporte público u otros,  puedas desenvolverte de la mejor manera ”, concluye María Paula Camacho. 

También te puede interesar: ¿Relajado o paniquiado en la “nueva realidad” ?

Desde luego, seguir estas recomendaciones de la nueva etiqueta social te traerá muchos beneficios porque no solo estás proyectando tu imagen personal, sino que contribuyes a hacerle frente a muchas situaciones que se te puedan presentar a lo largo de tu vida, como la nueva realidad a causa de la pandemia.