Si está planeando crear un emprendimiento o ya cuenta con uno, conocer el método Lean Startup será de gran utilidad para lograr crear un producto exitoso que cumpla con las necesidades de los clientes.

Emprender no solo requiere de motivación, también es necesario mantenerse actualizado e informado. En 2011, el emprendedor Eric Ries publicó el libro El método Lean Startup que tenía como objetivo enseñarles a otras personas con alguna idea de negocio a disminuir el riesgo a la hora de lanzar un emprendimiento.

Su motivación nació después de fracasar en su emprendimiento, debido a que fue una de esas personas que cuando era universitario creó una brillante compañía, que cuando aparecieron tendencias externas como la creación de Internet, entró en bancarrota.

Así que al ver que todo su esfuerzo no fue suficiente para consolidar su negocio, concluyó que el éxito de una startup se basa en seguir un proceso sólido que va desde la ideación hasta la retroalimentación del producto terminado, luego de consolidar y crear la exitosa compañía IMVU, un juego social y de mensajería instantánea.

Claves para implementar el método Lean Startup

  1. Los emprendedores están en todas partes: para ser emprendedor no tiene que estar en un garaje sino tener claro que una startup es una institución para crear nuevos productos y servicios. Esto quiere decir que, este método funciona para todo tipo de empresas y de cualquier tamaño.
  2. El espíritu emprendedor es management: si bien una startup es la creación de productos, esto no significa que no se tengan en cuenta otras variables como aprender a gestionar la incertidumbre empresarial.
  3. Aprendizaje validado:  las empresas emergentes tienen que aprender a  no solo atender a sus consumidores sino también crear negocios sostenibles y perdurables en el tiempo.
  4. Crear-medir y aprender: los emprendedores deben convertir sus ideas en productos que el consumidor quiera comprar o crear esa necesidad. Luego de obtenerlo, tienen que medir la respuesta del cliente, obteniendo una realimentación para aprender y saber en qué deben mejorar.
  5. Contabilidad de la innovación: hay que concentrarse en aspectos que para muchos no son entretenidos pero sí necesarios. Por ejemplo: ¿cómo va a medir el progreso? ¿cómo establecer hitos? y ¿cómo priorizar tareas?

¿Cómo llevarlo a la practica?

Sabemos que en teoría todo se ve bien pero a la hora de implementarlo es complejo. Por eso, le explicamos de una forma más detallada.

  1. Cree una hipótesis: ésta debe enfocarse en ese producto que usted cree que va a funcionar en el mercado. Por ejemplo:  la gente quiere ayudar al medio ambiente. Por eso, quieren comprar zapatos formales elaborados con plástico reciclable.
  2. Defina su producto mínimo viable: es lo que va a lanzar en el mercado para comprobar que la hipótesis que estableció está acorde con las necesidades de sus potenciales clientes. En este caso sería elaborar estos zapatos formales y distribuirlos de manera sostenible, disminuyendo la huella de carbono.
  3. Medir si el lanzamiento de este producto fue bien recibido por los consumidores. Obtenga cifras de cuántos zapatos ha vendido.
  4. Realice un feedback: las opiniones de sus clientes le ayudarán a comprender si debe mejorar, así puede cumplir las expectativas de los consumidores.

Si su producto no alcanza el éxito esperado debe moverse a otro enfoque. Por ejemplo, de pronto las personas no están buscando zapatos formales sino deportivos. Pero si ve que su hipótesis sí funcionó hay que analizar en cuáles áreas va a invertir ese dinero obtenido para acelerar su negocio.

No olvide que más allá de tener motivación y dedicación debe implementar management, también conocido como gestión de empresas, para que este ámbito que suele ser percibido molesto para algunos emprendedores, le ayude a tener éxito. Siga capacitándose asistiendo a la ruta de emprendimiento de Compensar y consolide su empresa