Descubre la variedad de café que hay en nuestro país y las deliciosas recetas que puedes poner en práctica desde tu hogar.

La Federación Nacional de Cafeteros de Colombia clasifica el café según la categoría, la preparación y la sostenibilidad.

1. El café de origen es aquel que proviene de una región o finca, y se caracteriza por preservar el sabor y aroma original que adquiere en la producción. No suele ser mezclado con otros productos u otras variedades de café. El café de origen se clasifica en tres sub categorías.

 Cafés regionales: este tipo de café proviene de regiones específicas del país y son altamente reconocidos por sus propiedades puras y originales de la producción.

● Cafés exóticos: la calidad de esta variedad de café depende de as zonas en las que es producido y que aportan características sensoriales y organolépticas (sabor, textura, olor, color o temperatura).

● Cafés de finca: provienen de una sola producción de café, son consistentes en el tiempo y sobresalen por su calidad.

2. La preparación de un buen café colombiano define su calidad no solo para el consumidor nacional, sino para el mercado internacional en el que hoy tiene un alto posicionamiento gracias a su sabor, suavidad y aroma. Existen tres categorías según la preparación:

● Café selecto: es el resultado de la mezcla balanceada de varios tipos de café.

● Café Caracol: son producidos en regiones altas de Colombia y se seleccionan los granos en forma de caracol que producen un sabor único por su acidez.

● Café supremo: este café es preparado según ciertas características granulométricas o tamaño del grano, por ejemplo: Premium, retenido en la malla #18; Supremo, retenido en la malla #17; Extra Especial, retenido en la malla #16 y Europa, retenido en la malla  #15.

3. Los cafés sostenibles son aquellos cultivos producidos por comunidades comprometidas con el medio ambiente, empleando la producción limpia y la conservación de la bioriqueza de las zonas de producción. Este tipo de cultivo promueven el desarrollo sostenible de las familias cafeteras.

4. Los cafés orgánicos se cultivan sin el uso de productos químicos como fungicidas, herbicidas, insecticidas y fertilizantes.

El sabor define la calidad

A la hora de definir un buen café se deben tener en cuenta los siguientes aspectos:

 El aroma es uno de los elementos que más llama la atención de este producto colombianos, ya que después de pasar por todo el proceso de producción el resultado final es un exquisito olor que genera la sensación de querer compartir una taza de café en familia o con los amigos.

 El sabor, además del aroma, es otro de los elementos que le da propiedad a este producto, especialmente por ser ácido y suave a la hora de beber.

● La acidez es el elemento diferenciador del café, este sabor se logra gracias al tipo de cultivo y la temperatura en el que se desarrolla.

Recetas de Café Gourmet para hacer en casa

Diego Sánchez, Chef Ejecutivo de Compensar, recomienda dos increíbles recetas para disfrutar del café en presentaciones diferentes. Inténtalo en tu casa y verás lo fácil de hacer.

● Debes batir la mantequilla y el azúcar. Luego, agrega la esencia, el café disuelto, si quieres las galletas con un sabor más intenso a café agrégale una cucharada más de este ingrediente.

Incorpora las yemas y bátelas, luego agrega la harina suavemente hasta que la mezcla quede firme.

● Envuelve en film y ponlo a refrigerar mínimo 1 hora.

● Estira la masa con un rodillo hasta que quede un espesor de 4 milímetros y corta con un cortador de grano de café.

● Si no tienes éste tipo de cortadores elabora las galletitas a mano, formando bastones o bolitas y luego haz la línea característica del grano del centro con un palillo de brocheta.

Postre de café y crema de Whisky

● En un tazón coloca los huevos y el azúcar por unos 10 minutos antes de batir.

● Tamiza la harina de trigo y el polvo de hornear.

● Añade los huevos, el azúcar y una cucharada de café.

Revuelve los huevos, el azúcar y el café por 10 minutos mientras añades aceite sin dejar de batir.

● Agrega la harina tamizada poco a poco e incorpora con ayuda de la espátula en movimientos envolventes.

● Barniza con mantequilla el refractario y pon sobre él la mezcla.

● Precalienta el horno a 180 grados C por 10 minutos.

● Lleva la preparación al horno por 45 a 50 minutos.

● Espera a que esté fría.

Para realizar la crema de whisky debes hacer:

● Pon en la licuadora todos los ingredientes de la crema de whisky hasta que quede todo mezclado. Refrigera.

●  Cuando esté la tarta fría, pon la crema de whisky sobre ella y llevala a la nevera.

Para hacer la cubierta:

● Monta la crema de leche con el azúcar glas, las gotas de limón hasta formar picos. La crema de leche, el tazón y las varillas deben estar en la nevera​ antes de usarla por lo menos unos 30 minutos. Reserva en la nevera.

 Arma el postre ya bañado en la crema, con la nata montada y las frutas de elección.

Experimenta en tu cocina nuevas recetas y deleita a los tuyos con platos innovadores y deliciosos.