Sin darte cuenta, todo el tiempo estás negociando con tus familiares, amigos o con cualquier vendedor. ¿Quieres saber cómo hacerlo?  Sigue estos consejos.

La negociación es esencial para la vida cotidiana, la Real Academia Española la define como, “tratos dirigidos a la conclusión de un convenio o pacto”. Pero ¿Cómo la entienden los colombianos?

Enrique Ogliastri, especialista en identificar los problemas de negoción de la cultura latina señala en su libro: ¿Cómo negocian los colombianos? que la comprenden como resolver un conflicto que requiere sacrificio de una de las partes, pero prefieren hacerlo de manera amistosa e informal. Su concepción de negociar es el regateo: pedir mucho y después bajarse”.

Esto quiere decir que, los colombianos son negociadores tradicionales. No ven la negociación como un proceso de solución en que todas las partes se benefician, sino que siempre buscan sacar ventaja, como afirma el docente Ricardo Echeverri  de la Fundación Universitaria  Panamericana  (Unipanamericana)“a los colombianos nos hace falta tener más respeto por la palabra y ser más disciplinados a la hora de negociar”.

Consejos para negociar

Todas las personas tienen que aprender a negociar, sobre todo, aquellas dedicadas a las finanzas y negocios internacionales. Para Echeverri,” el tema de la globalización permite que un profesional pueda negociar en el exterior.  Aquí entra un tema importante y es la interculturalidad porque tienen que entender las diferentes culturas para así abrir un camino profesional más próspero y con mayores posibilidades”.

¿Qué pasa cuando no comprendemos esa cultura? Al encontrarnos con este tipo de barreras será difícil concretar un negocio. De hecho, Ogliastri, tras realizar un estudio, identificó que lo que más les molestaba a los extranjeros a la hora de hacer negocios con los colombianos es su falta de preparación, su informalidad, su incapacidad para separar lo personal de lo profesional, su exceso de amabilidad y su falta de responsabilidad.

Por eso, si quieres negociar como todo un experto, aprovecha estas claves:

Saber escuchar es esencial para comprender cuánto alguien está dispuesto a ceder. Eso sirve para ser más asertivo y lograr que los dos involucrados salgan favorecidos.  Recuerda nunca ver al otro como si fuera un adversario o enemigo.

Definir un objetivo: antes de aventurarnos a llegar a algún acuerdo, lo más importante es saber qué queremos negociar. Muchas personas negocian sin estar seguros lo que quieren lograr. Por eso, define tus intereses y los de la contraparte.

Aprender a dar: es esencial comprender que no solo hay que pedir para beneficio propio, sino que hay que estar dispuesto a hacer un gana-gana.

Pensar a largo plazo: la negociación que realices debe beneficiarte a futuro, pero esto no significa que puedas hacer propuestas injustas.

La negociación es clave para tu futuro, así como, la adquisición de nuevos conocimientos. Siempre infórmate y actualízate para que puedas llegas a acuerdos que beneficien a la sociedad.