Adultos y niños sosteniendo papel en forma de riñón, Día Mundial del Riñó

10% de la población mundial está afectada por enfermedad renal crónica (ERC), patología que se puede prevenir si desde la infancia se implementan hábitos saludables. Conoce cómo cuidar los riñones de los niños y las señales de alarma que te indican que algo no anda bien.

Los problemas renales en niños, también conocidos como insuficiencia renal, afectan notablemente su calidad de vida, pues este órgano es el encargado de realizar múltiples funciones vitales para el cuerpo, como señala la Dra. Carmen Rodríguez, especialista en nefrología pediátrica y  coordinadora de Educación del Instituto Roosevelt “estos no solo producen la orina, también generan los glóbulos rojos, la vitamina D, eliminan los desechos producidos por el cuerpo y los que ingerimos con los alimentos; controlan la tensión arterial, entre otras funciones”.

Causas de insuficiencia renal en niños

De acuerdo con la Dra. Angélica Calderón, especialista en nefrología pediátrica “las causas que generan su aparición en la infancia son varias: síndrome nefrótico, enfermedades hereditarias, infecciones, enfermedades sistémicas, entre otros factores”.

De igual forma, la insuficiencia renal en niños origina otros problemas de salud como señala la Dra. Carmen Rodríguez, “se puede presentar hipertensión arterial, problemas de anemia, de crecimiento, acúmulo de sustancias que son desechos de nuestro cuerpo o incluso pérdida anormal por los riñones de sustancias que son fundamentales para el funcionamiento de nuestro cuerpo”. 

Las fallas renales también se pueden causar por padecer otras enfermedades crónicas. Como anota Calderón “actualmente, los niños están permaneciendo más tiempo en casa, generando que se aumente el sedentarismo, “estamos viendo niños que han aumentado hasta 10 kilos de peso. Esta inactividad física puede causar hipertensión arterial y sobrepeso, originando que a futuro tengan mayor incidencia de enfermedades renales”.

Además anota que “el no tomar el sol ha frenado la síntesis de vitamina D, que juega un papel importante en la salud renal y por supuesto también el  fortalecimiento de los huesos. Por eso, estamos viendo muchos niños fracturados y con pérdida de calcio en la orina”.

¿Cómo cuidar los riñones?

A continuación las especialistas nos dan algunos consejos para empezar a implementar en nuestro día a día.  Como anota la Dra. Angélica Calderón es importante que estos los implementen todos los miembros de la familia porque de esta manera se logran cambios, sobre todo, en niños que padecen enfermedades renales.

Hábitos saludables para cuidar los riñones

Hábitos saludables para cuidar los riñones

También te puede interesar: ¿Cómo cepillarse los dientes?

Síntomas de insuficiencia renal en niños

Según la Dra. Carmen Rodríguez “ muchas de las enfermedades del riñón son silenciosas en etapas tempranas por lo que es frecuente que se diagnostiquen tardíamente. Si bien, en los niños, son necesarios exámenes de laboratorio para confirmar su diagnóstico, hay algunos signos de alarma que se pueden identificar en casa”. ¡Conócelos!

Hinchazón alrededor de los ojos, rostro, pies y tobillos (también conocido como edema).

Fiebre sin causa aparente.

Ardor, dolor u otras molestias para orinar.

Incremento o disminución significativa en la frecuencia de orinar.

Sangre en la orina.

Piedras en la orina.

Infecciones urinarias a repetición.

Dificultar en controlar la orina en los niños/as que son lo suficientemente grandes.

Orinar con espuma.

Orinar con color oscuro (coca- cola o té).

Tensión arterial alta.

Palidez persistente o color terroso en la piel.

Deformidades en los huesos o trastornos en el crecimiento.

Hay que tener en cuenta estas señales y no subestimarlas, como señala la Dr. Angélica Calderón “a veces a los niños se les hinchan los ojos, pero es malinterpretado y creen que es una alergia o una conjuntivitis. Sin embargo,  estos son los primeros cambios y si no se diagnostica a tiempo podemos estar ante una enfermedad renal crónica”.

Por ello, es tan importante cumplir con los controles médicos, pues “los pediatras pueden ir encendiendo la alarma si encuentra proteínas en el parcial de orina o si cuenta con antecedentes de infecciones renales”, concluye Calderón.

De esta manera, el pediatra remite al niño a un especialista en nefrología pediátrica quien será el encargado de realizar los respectivos exámenes para comprobar si se están presentando problemas renales.

¿Cómo cuidar los riñones? Implementando estas recomendaciones de las especialistas y estando atento a señales de alarma podrás no solo cuidar los riñones sino los demás órganos vitales del cuerpo.

Tags: