En pocas semanas, el Covid -19 se ha extendido a más de 180 países, dejando a su paso una profunda sensación de incertidumbre para millones de compañías en todo el mundo. Y es que, aunque algunas continúan en funcionamiento a través de operaciones remotas, muchas lo hacen a media marcha ante la caída del consumo, el cierre de comercios, la disminución de los niveles de producción y la restricción de la movilidad, con sus correspondientes efectos sobre la economía. 

Conscientes de ello, la Caja de Compensación Familiar Compensar continúa desarrollando acciones para apoyar a sus más de 97.600 empleadores afiliados en el desafío de hacerle frente al panorama actual. Es así como su Agencia de Empleo y Emprendimiento, que desde el 2013 asesora a las empresas en sus procesos de selección y les da acceso a un portafolio de servicios completamente gratuito que les permite ahorrar tiempo y dinero, puso recientemente a su disposición diferentes canales de acompañamiento virtual para la asesoría en la definición de perfiles de cargo acorde a las dinámicas del mercado, además, el desarrollo de procesos de preselección de candidatos para cubrir las vacantes que requieran en la tarea de ajustar sus operaciones, así como diferentes soluciones a la medida de sus necesidades, entre ellas, formación virtual para aspirantes.

Por otra parte, de manera conjunta con las Cajas de Compensación Familiar del país, se ha puesto en marcha una propuesta de beneficio económico de emergencia para la población cesante, orientada a proteger a los trabajadores que hayan perdido su empleo. Los costos de la ejecución de esta medida serán asumidos en su totalidad por las Cajas, quienes apropiaron recursos del Fondo de Solidaridad de Fomento al Empleo y Protección al Cesante para financiar la propuesta, reafirmando de esta manera que los aportes que realizan los empleadores colombianos a través de la prestación social se constituyen en un beneficio redistributivo con un importante impacto para el país, sobre todo en estos momentos de crisis.

La medida, que se materializó con el Decreto 488 del 27 de marzo del 2020, contempla un auxilio monetario de 2 salarios mínimos ($1.755.606), los cuales serán desembolsados a quienes se postulen y cumplan los requisitos establecidos, en 3 cuotas iguales por tres meses, cada una de $585.202. Asimismo, si la persona recibía cuota de subsidio monetario por sus beneficiarios acreditados en la Caja, lo seguirá haciendo, además, el pago a seguridad social (salud y pensión) sobre 1 SMMLV, durante 6 meses.  El subsidio de emergencia está dirigido a los trabajadores dependientes o independientes cotizantes en categorías A y B, que hayan estado afiliados a la Caja durante 1 año continuo o discontinuo en los últimos 5 años.

De esta manera, Compensar continúa poniendo al servicio de empresas y trabajadores afiliados, toda su experiencia, acompañamiento y compromiso, además, sumando esfuerzos para enfrentar el inesperado desafío que representa esta pandemia mundial, seguros de que con el aporte de todos será posible avanzar en la mejor dirección, la del bien común.