La Navidad es la excusa perfecta para estar alegre y compartir tiempo en familia. Sin embargo, durante estos días a algunas personas los invade la melancolía y la tristeza. Descubre si sufres de estrés navideño y aprende a manejarlo.

 El estrés navideño se presenta por las situaciones que se viven en esta temporada, la mayoría de personas pasan muchos detalles por alto y a última hora se afanan por tener todo a tiempo, “generando cambios anímicos que causan irritabilidad, deseo de inmediatez y baja tolerancia a situaciones cotidianas”, asegura el psicólogo de Compensar Óscar Pinzón.

¿Crees que tus niveles de estrés suelen alterarse en esta Navidad? Averígualo realizando el siguiente test.

1. ¿Cómo te sientes cuando vas de compras navideñas y el centro comercial está lleno?


2. Cuando te invitan a las novenas navideñas, ¿Te emocionas?


3. ¿Has terminado una relación o algún familiar tuyo falleció en diciembre?

4. ¿Cuándo armas el arbolito de Navidad?

5. ¿ Ya sabes cómo te vas a vestir para recibir la Navidad?
6. Para ti diciembre es … :

8 a 10 puntos

Vives esta época con emoción y alegría, sabes que diciembre es para disfrutarlo. Aunque, a veces te estresas has aprendido a manejarlo y al final del día terminas agradeciendo por tener la oportunidad de compartir con los que más quieres.

5 a 7 puntos

Sufres de estrés pero sabes controlarlo. Tu sueles relacionar diciembre con un mes en el que debes comprar muchos regalos, olvidándote que la esencia de la Navidad es compartir con los que más quieres. Por eso, te afanas por obtener el mejor presente, desconociendo que lo material no siempre es lo más importante.

 Menos de 5 puntos

 ¡Cuidado! Para ti la compra de regalos, salidas a reuniones familiares e irse de vacaciones no son motivo para estar feliz, al contrario, predominan la ansiedad y el estrés. Esto no tiene que ser así, aprende a manejar tus emociones porque más adelante puedes enfermarte.

No importa el resultado que hayas obtenido. En la vida existen muchos momentos que causan estrés. A continuación, la psicóloga Carolina Guzmán, experta en desarrollo humano, calidad de vida y bienestar te da los siguientes consejos para no estresarte en Navidad.

● Ahorra con anticipación: ¿Cuál es la necesidad de endeudarte cuando no hiciste un ahorro? Esa es la pregunta que debes responderte. Si en este momento, ya has comprado muchos regalos, aprovecha este mes para reflexionar y ser más consciente de tus gastos. Empieza 2019, ahorrando cada mes para que cuando llegue diciembre no sientas la presión de endeudarte para comprar regalos.

● No te olvides de ti: muchas veces, las personas se enfocan en hacer feliz a los demás, sintiendo que están obligados a demostrar su amor a través de obsequios. No caigas en este error, dedica tiempo para ti y aprende a disfrutar los pequeños detalles de la vida como mirar hacia al cielo y descubrir las figuras de las nubes.

● No dejes todo para lo último: no creas que todo lo que no hiciste en un año, lo vas a hacer en un mes. Por eso, relájate y planea mejor el otro año. Recuerda que debes trazar metas realizables.

Supera las pérdidas emocionales: si durante el año falleció algún ser querido o en diciembre del año pasado viviste una situación similar, no pases por alto el proceso de duelo. Vívelo para que cuando llegue este mes no vivas esta época con nostalgia sino con agradecimiento.

 Los dos expertos, Óscar Pinzón y Carolina Guzmán coinciden en que es difícil que una persona detecte cuando esta sufriendo de estrés. Por eso, recomiendan analizar los comentarios de sus familiares, amigos o compañeros de trabajo, quienes sí pueden percibir cuando estás presentando altos niveles de estrés.

Para la psicóloga Carolina Guzmán, “es importante destacar que existen tres tipos de estrés (agudo, agudo episódico y crónico), los dos primeros suelen superarse de manera rápida, mientras que el crónico se repite constantemente causando alergias y resfriados que nunca se curan”. Por eso, cuando creas que tu salud se esta viendo afectada por el estrés, asiste a un profesional, solo él te podrá dar el tratamiento adecuado.

En esta época, no te estreses por detalles (ropa o regalos) que para esta fecha especial no son relevantes, lo importante es compartir y disfrutar el presente, aprovecha este tiempo en Compensar siempre hay actividades en que ocupar el tiempo libre. ¡Feliz Navidad!