Estilo bohemio

Tomar la decisión de vivir solo no es nada fácil, por eso te ayudamos a decorar tu hogar con un estilo propio y diferente. Anímate y empieza ya.

Cuando llega la hora de decirle adiós a la casa de tus padres y darle la bienvenida a la independencia, surgen muchas preguntas sobre cómo organizar tu nuevo hogar. Por eso queremos regalarte algunas ideas que te ayudarán a cumplir con el reto de imprimir un estilo único, cómodo y agradable.

¿Qué colores puedes usar?

Los tonos negros y grises son muy frescos y tranquilos, inspiran seriedad y neutralidad, así que si te identificas como una persona sobria y buscas en tu habitación o sala un estado de relajación, lo más conveniente es que implementes sillones, cortinas y hasta almohadas de este color.

Por otro lado, si te caracterizas por ser muy alegre y carismático, usar tonos cálidos en tus espacios reflejará de forma positiva tu personalidad. Además, colores como el rojo, el amarillo y el naranja son capaces de dar vida e iluminar cualquier espacio, así que no dudes en aplicarlos.

Plantas, un toque ambiental muy especial

El uso de plantas en la sala, la cocina o los baños no solo permite que el aire de tu hogar permanezca limpio y oxigenado, sino que ayuda a tener un equilibrio entre la serenidad y el estrés diario. Además, refresca los espacios de tal forma que te sentirás en un ambiente libre de contaminación.

Un estilo bohemio y cómodo

Si tu espíritu es libre y aventurero seguro querrás decorar con aquellos objetos que compraste en un viaje o una travesía con tus amigos.

Para empezar, puedes tomar una de las paredes de tu sala o de tu cuarto y llenarla de pinturas, esculturas o piezas importantes. ¡Esto le dará personalidad e identidad a tu casa!

Un amante vintage

El último grito en decoración de interiores está marcado por el estilo vintage, una forma muy práctica y fácil de arreglar tus espacios sin tener que invertir mucho dinero en ello.

Por ejemplo, si tienes una silla averiada, un espejo roto o un armario antiguo, lo puedes arreglar tu mismo, usando colores pastel como el rosa, el verde, el azul o el blanco para darles un toque añejo.

Recuerda que el objetivo final es que te sientas cómodo y tranquilo en el lugar que creaste para ti.

Maderas y puffs en tu casa

Usar elementos con tonos madera le brindan calidez y acogida a tus espacios. Por ejemplo, la mesa de centro de la sala, el comedor, butacas o cuadros enmarcados en este material harán de tu vivienda un espacio muy agradable.

Piensa también en las personas que te pueden visitar, ellos querrán sentarse un lugar cómodo, así que ¿por qué no optar por puffs en la sala? Este tipo de mobiliario les permitirá acomodarse como quieran (incluso acostarse) y además le brindará al lugar un toque juvenil y fresco.

Existen muchas tendencias y estilos de los que puedes echar mano para dar vida a tu hogar. Por ejemplo, si el equilibrio energético es lo tuyo, podrías guiarte por la técnica del Feng Shui; o si tienes una vena artística y quieres decorar todo con tus propias creaciones, podrías considerar tomar algunos cursos de manualidades.

No olvides que eres el diseñador de tu casa, así que lánzate al ruedo y ¡disfruta a plenitud la vida de soltero!