Conoce esta nueva herramienta que ha llegado para transformar la industria agropecuaria colombiana mediante el empoderamiento y mejores oportunidades para los agricultores.

El centro del sistema alimentario en Colombia y el mundo son los agricultores. Contrario a lo que se pensaría, las grandes compañías todavía no tienen una porción tan amplía de la torta pues, según la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura, el 80% del sustento del planeta está todavía en manos de los pequeños productores.

Sin embargo, en Colombia los agricultores son los menos favorecidos de la cadena al recibir solo entre el 14% y el 30% de la ganancia sobre su productos cultivados.

Con esto en mente, el bogotano Darío González junto a Carlos Castellanos y Edison Ballesteros, se unieron hace 3 años con el firme propósito de cambiar el funcionamiento de la industria agrícola para favorecer a los pequeños agricultores.

Según González, el campo en Colombia tiene 3 problemas fundamentales

La empresas de los pequeños agricultores están quebrando: los productores son expertos en cultivar alimentos de la mejor calidad pero no son negociantes, la mayoría no ha desarrollado estas habilidades. Al no tener la capacidad de hacer prosperar su empresa, la gente se aprovecha de ellos y terminan en la ruina.

● Los jóvenes campesinos están migrando a la ciudad: al ver que por años sus padres se han esforzado tanto a cambio de tan poco, la juventud no ve en el campo una opción viable y deciden buscar una mejor vida en las ciudades. De continuar esta tendencia, no habrá quién trabaje la tierra en los próximos 20 o 30 años.

● No hay un consolidado sobre el estado del campo: existen múltiples organizaciones que apoyan a los agricultores y que recogen muchísima información sobre las condiciones y el trabajo en el campo. Sin embargo, no está estandarizada ni centralizada, por lo que buena parte de ella se pierde o es de difícil acceso.

La industria está muy rezagada, pues no hace uso de las tecnologías disponibles para lograr que el producto del agricultor llegue a la ciudad y encuentre clientes.

Hay todo un proceso detrás de cada plato servido en la mesa.

A partir de esta realidad, estos jóvenes emprendedores crearon Cultivando Futuro, una plataforma digital capaz de recolectar toda esta información en tiempo real y de permitir a las organizaciones llevar el producto del agricultor hasta los compradores mayoristas que ofrecen los mejores precios.

Con tan solo una consulta breve y amigable es posible saber, por ejemplo, quiénes son los productores de papa en el departamento de Boyacá, su capacidad de producción, tiempos de cosecha, entre otros. Asimismo, le ofrece a los agricultores canales eficientes de comunicación especializada en donde pueden adquirir conocimientos para agregar valor a su producto e identificar oportunidades en el mercado, mientras se incentiva la economía solidaria.

Tener a la mano este tipo de datos los empodera y les permite mejorar las dinámicas de interacción en la negociación de sus productos, pues si establecen una relación comercial pueden saber, desde el comienzo, de cuánto va a ser su ganancia. Asimismo, al brindarles una perspectiva sobre la rentabilidad de cada producto del campo, pueden tomar decisiones informadas, cómo por ejemplo, diversificar o cambiar sus cultivos.

Esta nueva alternativa puede resultar muy atractiva para los agricultores jóvenes, pues les permite llevar el trabajo de sus padres a otro nivel por medio del desarrollo de habilidades comerciales. Igualmente, pueden dimensionar el impacto de su trabajo al saber, por ejemplo, que el café de su finca ahora es distribuido en 500 negocios bogotanos y otros tantos europeos.

Por otro lado, los consumidores también se ven beneficiados al poder saber exactamente de dónde proviene la comida que consumen, lo que a su vez les permite tomar decisiones mucho más inteligentes sobre su alimentación.

Finalmente, con Cultivando Futuro también se reducen los costos para los compradores mayoristas al lograr transformar su búsqueda de productos alrededor del país, en una sencilla consulta en la plataforma digital que pone a disposición las ofertas de los agricultores de forma directa. 

Cultivando Futuro hoy cuenta con más de 200 agroproductores y una demanda de 500 toneladas de pedido. En la actualidad están realizando una correría nacional por 14 departamentos para registrar 10 asociaciones agricultoras. El objetivo: llegar a mas de 5.000 productores antes de terminar el año.

Esta grandiosa iniciativa ha sido reconocida por organizaciones internacionales como Socialab. Asimismo, fueron ganadores del summit de emprendimientos agro Thought for Food (celebrado en Amsterdam) y del DataJam de la Agencia de los Estados Unidos para el Desarrollo Internacional.

Actualmente, son parte del portafolio global de empresas de la aceleradora de emprendimiento social The Good Kitchen en Reino Unido, siendo Cultivando Futuro su apuesta de desarrollo para América Latina.

Para conocer más sobre este increíble emprendimiento y sobre el camino que ha tenido que recorrer Darío y su equipo, te invitamos a que entres a su página web y a que sigas el proyecto en Facebook y en Instagram.