Compra de cartera: ¿Cuáles son los requisitos?

¿Quieres decirle adiós a tus deudas? Una buena opción para salir de ellas es la compra de cartera. Esto es lo que debes tener en cuenta a la hora de solicitarla.

Las deudas se convierten en un dolor de cabeza para cualquier persona. Estar reportado negativamente en una central de riesgo implica que las entidades financieras no aprueben un nuevo crédito.

Para solventar las deudas, muchas personas creen que la mejor opción es ir abonando saldo a cada una de sus deudas. Sin embargo, esto termina siendo un error puesto que es más difícil salir de ellas.

Por esta razón, la compra de cartera se convierte en una gran opción para unificar las deudas. Se trata de una línea de crédito que le permite trasladar un saldo pendiente que tiene con una entidad financiera a otra que le ofrece mejores condiciones.

El entrenador financiero, Jairo Forero, en el reciente Facebook Live de Revista Compensar, aseguró que, “ a la hora de hacer una compra de cartera es importante mirar la tasa de interés, si la que te ofrecen es menor a la que tienes actualmente. Seguramente, no tendrás que pensarlo mucho sino tomar esta oportunidad porque estás reemplazado una deuda costosa por una de menor interés”.

Es por esto que la clave para saber si la compra de cartera es viable para ti es comparando estos aspectos:

 ●Tasa de interés: debe ser menor a la que tienes actualmente con la entidad financiera.

 ●Tiempo de endeudamiento: si la deuda que tienes actualmente la vas a saldar en cinco años y con la compra de cartera se prolonga a 10 años, lo más recomendable es no aceptarla y quedarte con la que tienes.

 ●Liberar el saldo pendiente en su totalidad.

Si decides hacer una consolidación de tus deudas una buena elección es hacerlo con la Compra de Cartera de Compensar, pues te ofrece tasas especiales garantizando el pago de menos intereses, lo que te ayudará a resolver tus problemas financieros.

Recuerda que una vez te aprueben la consolidación de tus deudas. Lo ideal es no endeudarte más y ser consciente de tu capacidad mensual de endeudamiento. Supongamos que solías pagar $1.000.000 y ahora vas a pagar $500.000, lo aconsejable es que ahorres este dinero y no lo utilices para pagar gastos innecesarios.

Además, recuerda sumar tus ingresos y calcularle el 30 % . El resultado de esto indica lo máximo que te puedes endeudar. Es decir, si ganas dos millones de pesos tus deudas no pueden superar los $600,000.

No lo pienses más. Es hora de tener un buen historial creditico. Así que, unifica tus deudas y libérate de ellas.