mujer estresada frente al computador

Con el afán del día a día a veces olvidamos ocuparnos de nuestra salud o identificar ciertos dolores como el de: estómago, cabeza espalda;  los cuales pueden ser interpretados como señales de alerta de estrés silencioso.

Sería erróneo afirmar que podemos vivir sin estrés, pues como afirma la psicóloga clínica Lina Ordoñez (@lotopsicoterapia) “es una reacción  fisiológica de nuestro cuerpo que se genera cuando percibimos algún peligro físico o mental”.

No obstante, como señala la experta “desde pequeños se nos ha enseñado a expresar más las emociones agradables: alegría, amor o gratitud. Esto ha generado que nos guardemos emociones como la tristeza o la melancolía y que las vivamos de forma silenciosa”.

Por lo anterior es importante aprender a identificar el estrés silencioso. A continuación, te invitamos a realizar este test y descubrir si lo sufres.

Test: ¿Sufres de estrés silencioso?

*Escoge la opción con la que más te sientas identificado


1. ¿Sientes que durante el día vives afanado y preocupado por las actividades que tienes que hacer?Joven frustrada que trabaja en la oficina frente a una laptop que sufre de dolores de cabeza
2. ¿Cuántas veces al día realizas pausas activas: respiraciones o estiramientos?Mujer estirándose en la oficina
3. Imagina que estás trabajando y te estresas porque sabes que no vas a terminar las actividades pendientes. ¿Cómo expresas el estrés que estás sintiendo?Joven con tiempo estresante trabajando en laptop
4. ¿Con cuál de estas frases te identificas más?Mujer con gesto elige la opción de abajo
5. Imagina que fuiste al psicólogo y el terapeuta te recomienda que realices todas las noches un diario de emociones. ¿Qué haces?Estudiante feliz tomando notas en una agenda sentada en un escritorio en casa

Algunas veces experimentas estrés pero has aprendido a reconocerlo

Si obtuviste de 8 puntos en adelante. Tienes estabilidad emocional, te caracterizas por expresar lo que sientes y encontrar espacios para ti. Esto hace que cuides tu salud mental y física. No obstante, te invitamos a seguir las recomendaciones de la experta.

¡Es momento de controlar el estrés!

Si obtuviste de 1 a 7 puntos. Seguramente, en los últimos días has experimentado emociones como: frustración, tristeza, enojo o impotencia. Como tiendes a no aceptarlas ni reconocerlas, estás viviendo el estrés de manera interna.

Sigue estos consejos de Lina Ordoñez, especialista en psicología clínica y máster en terapias contextuales, para aprender a manejar tus emociones y ver el estrés como una reacción normal del ser humano.

Consejos para identificar el estrés

El estrés tiene una función importante en nuestra vida. Es común escuchar frases como: “no te estreses”. Sin embargo, aunque pueda llegar a ser una sensación desagradable e incómoda, la podemos utilizar para hacer actividades de forma ágil o acciones que nos protejan y nos ayuden a sobrevivir ante un peligro.

¡No luches contra el estrés, vívelo! El estrés es una respuesta de nuestro cuerpo que debemos sentirla de principio a fin. No tienes que actuar en su contra, porque de lo contrario se intensifican reacciones biológicas como: músculos tensos, taquicardia o que se acelere la respiración.

Reconoce, acepta y asume el estrés: como no tienes que luchar contra esta sensación, pregúntate por qué estás estresada o estresado, esto te ayudará a aceptarlo y bajará la sensación que estás sintiendo. Asimismo, cuando lo asumes puedes seguir con tus actividades y las harás de forma más lenta y pausada.

Aplica la conciencia plena o mindfulness: cuando estamos ante una situación de estrés hay muchos juicios de valor, generada a la incertidumbre del momento. Precisamente, la conciencia plena busca que la persona esté en el presente, así tenemos más bienestar psicológico y menos sensación de estrés.

También te puede interesar: Mindfulness: Beneficios para su empresa

Por último, Lina Ordoñez (@lotopsicoterapia) señala que, “ si llegas a sentir los músculos tensos o respiración acelerada lo recomendable es: hacer una pausa,  llevar la atención a la respiración y describir lo que sientes. Por ejemplo: el aire que entra a mi respiración es frío y luego el que sale es caliente. Mi pecho y estómago se mueven. Al hacer esto, tu mente estará en el presente y no emitirá juicios de valor”.

Recuerda ejercitarte, leer o hacer actividades manuales que te hagan vivir en el presente para cuidar tu salud física y mental.