Cada año mueren alrededor de 2,8 millones de personas en todo el mundo producto del sobrepeso. Esta enfermedad es prevenible y si se trata a tiempo, se puede llevar una vida sana y activa.

La obesidad se comprende como una acumulación anormal o excesiva de grasa que puede ser perjudicial y según la Organización Mundial de la Salud (OMS) se estima que si no hay un control para el año 2025 alrededor de 70 millones de niños sufrirán de sobrepeso.

Riesgos de padecer obesidad infantil

Los principales riesgos de que un niño padezca de sobrepeso y obesidad radican en que puede sufrir dificultades respiratorias, mayor riesgo de fracturas e hipertensión, y adquirir a temprana edad enfermedades cardiovasculares, resistencia a la insulina y efectos psicológicos.

Según Javier Romero, pediatra de Compensar, los niños que sufren de sobrepeso tienden a desarrollar enfermedades en la adultez. Las más recuentes, y que requieren de gran atención son tensión arterial, cánceres o dislipidemias.

En América Latina y el Caribe

En el último informe de la Organización Panamericana de Salud (OPS), en América Latina y el Caribe la obesidad infantil incrementó, reflejando que 7,2% de los niños menores de 5 años vive con  sobrepeso. Aunque Sudamérica es la región más afectada por la obesidad, la tasa disminuyó del 7,5 % al 7,4% en el año 2016.

Por su parte, en Colombia la obesidad es una enfermedad crónica de Salud Pública, que causa enfermedades cardiacas, circulatorias, colesterol alto, estrés, depresión, hipertensión, cáncer, diabetes, artrosis y trastornos del colon, entre otras, todos ellos aumentando considerablemente la tasa de mortalidad de los colombianos.

La población en estado de obesidad pasó de 10% en el año 2007 a un 20% en la actualidad. Mientras tanto, la cifra de niños y adultos que sufrían de desnutrición en el año 2014 disminuyó de 4 millones de personas a 3 millones, de acuerdo con el XII Congreso Iberoamericano de Municipalistas realizado en la ciudad de Caldas y liderado por la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO).

Hernán Yupanqui, director científico de la Fundación Colombiana de Obesidad, explica que este padecimiento es la primera enfermedad en el país que presentan los colombianos y es la causa que provoca otras factores de riego como la diabetes, la hipertensión y enfermedades cardiovasculares.

¿Cómo prevenir la obesidad?

El especialista Romero cuenta que el papel de los padres de familia es fundamental en el desarrollo y nutrición de los niños. Cuando los progenitores tienen hábitos saludables sus hijos tienden a copiar las mismas rutinas, por ejemplo, hacer ejercicio o comer frutas. Pero si ocurre todo lo contario, lo más seguro es que el menor frecuente comer sin control o ser sedentario.

Por otro lado, Alexandra Garzón, nutricionista de Compensar, explica que cuando un niño se encuentra en estado de obesidad se debe poner en acción un plan alimentario de acuerdo a la edad, sexo y estatura.

Además, agrega que los nutrientes que debe ingerir van desde proteínas, grasas, carbohidratos según los requerimientos médicos. Así mismo, suministrar Vitamina A, C y ácido fólico, minerales como calcio, hierro y zinc.

Las porciones de los nutrientes deben ser:

● 3 porciones de proteinas al día.

● 5 porciones de frutas y verduras al día.

● 3 a 4 porciones de leche y derivados al día.

● 2 a 3 porciones de harinas al día.

● Tomar con regularidad agua.

● Evitar grasas y dulces.

● No ingerir comidas rápidas.

● Prevenir el sedentarismo.

● Optar por actividades físicas como jugar fútbol, baloncesto, natación, entre otros.

Sigue las recomendaciones de los profesionales en salud y disfruta de una vida saludable. Piensa en lo agradable que es hacer deporte y alimentarse de forma adecuada. Cuida de tu salud cardiovascular y ten una vida activa junto a tu familia, amigos o pareja.