Mujer feliz recibiendo el sol desde su ventana

En la tercera entrega del podcast de la Revista Compensar, María Camila Urzola,  mentora en mindfulness, especialista en el acompañamiento de personas en procesos de duelo y cofundadora de Yourz, te explica cómo iniciar en la práctica mindfulness para principiantes a través de ejercicios prácticos.

El mindfulness, también conocido como atención plena, es una práctica que ayuda a prestar atención en el presente y el ahora, generando que se tenga mayor claridad a la hora de tomar decisiones.

Como lo señala María Camila Urzola, mentora en mindfulness “esta práctica disminuye el estrés, la ansiedad, la reactividad emocional y nos ayuda a tratarnos y relacionarnos mejor con nosotros mismos y los demás”.

Mindfulness y meditación

Seguramente cuando escuchas mindfulness o atención plena, también lo relacionas con la meditación. Si bien tienen cosas en común, es importante aclarar que la meditación es una práctica milenaria que se utiliza para entrenar la mente, inducir a la conciencia y restablecer la conexión con el interior.

Ahora bien, existen diferentes tipos de meditación y una de las que más se acerca al mindfulness es la meditación de conciencia plena. Por esta razón si te estás preguntando: ¿cómo entrenar la mente? Tanto la meditación como el mindfulness son de gran ayuda ya que la atención plena es una experiencia que te ayuda a ser consciente del momento presente, pensamientos y emociones.

María Camila Urzola, mentora en mindfulness (@mallisurzola)

“El mindfulness ayuda a tratarnos y relacionarnos mejor con nosotros mismos y los demás”.

También te puede interesar: ¿Cómo aprender a meditar?

Mindfulness para el estrés

Si bien el mindfulness no es una técnica de relajación, se ha comprobado que es una práctica que aporta a la claridad mental. Por lo tanto, proporciona calma, generando que conectemos más con las actividades diarias que realizamos como comer, hacer ejercicio y trabajar.

Mindfulness y ansiedad

A la persona a la que más le hablamos todo el día es a nosotros mismos. ¿Qué pasa si la mayoría de estos mensajes son de preocupación por nuestro futuro? Seguramente aparece la ansiedad, un sentimiento generado por pensar a largo plazo.

Al practicar mindfulness evitas obsesionarte con un solo pensamiento, aprendes a no juzgar lo que piensas, reduciendo así la ansiedad.

También te puede interesar: toda súper mamá también necesita apoyo

¿Cómo practicar mindfulness en un minuto?

Si estás iniciando en esta práctica, una buena manera para experimentar los diferentes beneficios de la atención plena es empezando con ejercicios de mindfulness de corta duración, como señala María Camila Urzola (@mallisurzola) “puedes coger una manzana, sentir su textura, masticarla y saborearla”.

Al hacer esto, pasas de estar en “piloto automático” para ser más consciente del momento en el que te encuentras degustando una manzana. Generas que tu mente se enfoque en esta acción, en vez de tener pensamientos distractores.  Este ejercicio lo puedes hacer en actividades cotidianas del día a día: subir escaleras, caminar, comer, bañarse, entre otras.

De esta manera, practicar mindfulness para principiantes se vuelve una experiencia  tan agradable que seguro optarás por implementarla en tu día a día, proporcionándote así grandes beneficios que te ayudarán a vivir con más bienestar integral.