El cáncer infantil sigue siendo la principal causa de mortalidad en niños y adolescentes de todo el mundo. ¿Cómo detectarlo a tiempo? El doctor Carlos Pardo, oncohematólogo pediatra de la Fundación Hospital Pediátrico La Misericordia te lo explica. 

Según datos proporcionados por la Asociación Colombiana de Hematología y Oncología Pediátrica, “cada año en Colombia se diagnostican alrededor de 2.200 nuevos casos de cáncer infantil”, razón por la cual, el Ministerio de Salud y Protección Social reconoce esta enfermedad como un problema de salud pública. 

¿Qué origina el cáncer infantil? 

El doctor Carlos Pardo, oncohematólogo pediatra de la Fundación Hospital Pediátrico explica que, “todavía se desconoce la causa que origina esta enfermedad. No obstante, los datos actuales de la Organización Mundial de la Salud (OMS) indican que aproximadamente el 10% de los niños que padecen cáncer tienen una predisposición genética, la cual al exponerse a estímulos externos como radiaciones, infecciones por virus, bacterias u otras alteraciones ambientales produce un crecimiento celular alterado”. 

Esto significa que se generan cambios genéticos en una sola célula, la cual con el transcurso del tiempo se prolifera sin control, originando la aparición de masas. Según la OMS “el cáncer infantil comprende numerosos tipos de tumores diferentes, los más comunes son: la leucemia, el cáncer cerebral, el linfoma y los tumores sólidos como el neuroblastoma y el tumor de Wilms”. 

En Colombia “la leucemia aguda es el cáncer que más afecta a los niños, seguido de los tumores del sistema nervioso central y linfomas”, señala  Yolima Méndez Camacho, presidente de la Fundación Colombiana de Leucemia y Linfoma y del Observatorio Interinstitucional de Cáncer Infantil.

No obstante, la OMS aclara que, “la mayoría de estos tumores se pueden curar con medicamentos genéricos y con tratamientos de otros tipos”. Por ello, es importante diagnosticar a tiempo para seguir el procedimiento adecuado y lograr que más niños se curen. 

Síntomas 

Carlos Pardo, oncohematólogo pediatra de la Fundación Hospital Pediátrico señala que si el tumor afecta el sistema sanguíneo: 

  • Se aumenta el riesgo de infecciones que no mejoran en el tiempo, originando fiebres. 
  • Aparecen morados o puntos rojos en la piel debido a la disminución de las plaquetas. 
  • Se presenta un síndrome anémico causado por la disminución de glóbulos rojos, que son las células encargadas de llevar el oxígeno en la sangre. Por esta razón, se presenta palidez y cansancio. 

En el caso de los tumores sólidos, se manifiestan, en lo que en términos médicos se conoce como síndrome constitucional, el cual presenta alteraciones como fiebre (temperatura tomada en axila mayor a los 38 grados centígrados), pérdida de peso sin causa aparente y sudoración excesiva en la noche. 

También te puede interesar:  Recomendaciones para afrontar el cáncer infantil de tu hijo

¿El cáncer infantil se puede prevenir? 

La OMS señala que, “el cáncer infantil no se puede prevenir ni detectar con anticipación”. Sin embargo, los hábitos que se implementen en los niños pueden disminuir el riesgo de desarrollar cáncer cuando sean adultos. Por ello, el doctor Carlos Pardo aconseja a los padres a enseñarles a los niños buenos hábitos: comer saludablemente, tomar agua, practicar deporte, incentivarlos a tener una vida social activa. De esta manera se previenen enfermedades como la obesidad y otras patologías crónicas”. 

El cáncer infantil puede presentar síntomas similares a los de una enfermedad viral, por esta razón, es importante que anualmente lleves a tu hijo a sus controles médicos, solo así podemos disminuir las cifras de mortalidad por esta patología.  

Tags: