El manual del buen padre aún no está escrito, pero sí hay ciertas recomendaciones que puedes seguir para empezar con el pie derecho esta nueva etapa de tu vida.

Nadie esta preparado para ser padre, los niños no vienen con un manual que indique lo que se debe hacer cuando lloran o cómo cambiar un pañal. Pero, ¡Tranquilos! La psicóloga Nathalia Mora, especialista en psicología clínica de la niñez y la adolescencia de la Universidad de la Sabana te da los mejores consejos para que seas una papá 10:

1.Infórmate bien: probablemente cuando tu hijo se enferma sueles consultarle a “doctor Google”. Pero, es mejor que no lo hagas. Apóyate en tu pediatra de cabecera, quien podrá resolver tus dudas, como afirma la experta Nathalia Mora, “usualmente a los papás primerizos les asusta mucho el tema de salud. Por ejemplo, hay unos que se alertan si su hijo no sostiene la mirada o tarda en dar sus primeros balbuceos mientras que hay otros que no se asustan. Por eso, es importante consultarle a un profesional de la salud sobre el desarrollo infantil”.

2.   Confía en ti: no te preocupes si escuchas frases como: “no lo estás haciendo bien”, “así no se hace”. Es normal que alguien te suela hacer esos comentarios. Lo mejor es confiar en tus capacidades e intuición. Solo tú sabes que es lo mejor para él.

3.   Realiza acuerdos previos: sin importar si estás casado o no vives con la madre de tu hijo es importante que manejes una buena relación y comunicación con ella. Esto les servirá  para llegar a unos acuerdos previos sobre la crianza.

4. Dedica tiempo para ti:  ser padre no es una tarea fácil, al contrario, es un trabajo arduo pero que al final trae muchas recompensas. Por ello, es importante que te des un tiempo para ti. Sal con tus amigos, arma planes con tu pareja. El objetivo es que logren desestresarse y pasar un buen rato. Tu hijo te lo agradece.

5.  Nunca olvides la limpieza: antes de acariciar a tu bebé o cambiarle el pañal no olvides lavarte bien las manos así lo proteges de infecciones. Recuerda que el sistema inmunitario de los recién nacidos es muy débil. Por eso, mantén una buena higiene.

6. No temas en sujetarlo: es normal que quieras alzar a tu hijo pero al mismo tiempo sientas miedo. ¡No te preocupes! Puedes sujetarlo sobre tu pecho de forma vertical o apoyarlo en tu antebrazo boca abajo o boca arriba.  

7. Organiza bien tu tiempo: planea muy bien tu día. Así tendrás tiempo para compartir con tu hijo y cumplir con tus labores diarias.

8. ¡Disfruta! Esa frase que dice: “los hijos crecen muy rápido, es verdad! Por eso, disfruta esta etapa, se un padre muy presente, no te pierdas ningún momento con él.

También te puede interesarTips para que papá cuide solo a su bebé y sin fallar en el intento.

Este es un cambio muy importante en tu vida. Por ello, es normal que te genere ansiedad o miedo. “Si vez que no puedes manejarlo, acude a un experto en pautas de crianza y no olvides tomar una actividad relajante”, señala la psicóloga Nathalia Mora.

Así que ya sabes, conserva la calma y no te des tan duro, no importa si no sabes cómo actuar, en el camino irás aprendiendo y tu hijo te ayudará a lograrlo.