¿Cómo formar niños innovadores?

linda niña alegre mostrando sus manos pintadas de colores brillantes

¿Cómo estimular la creatividad en los niños y qué ejercicios realizar para fomentarles un pensamiento innovador? A continuación, Jorge Hernández, emprendedor por pasión, intraemprendedor por profesión e innovador por vocación, nos cuenta las claves para formar niños innovadores.

Jorge Hernández es arquitecto, magíster en administración de la Universidad de los Andes. Trabajó en el sector industrial durante 25 años y hace más de 12 se vinculó a la facultad de administración de la Universidad de los Andes, donde desarrolló el centro de innovación de esta institución. Es un apasionado por el emprendimiento y se dedica a apoyar modelos innovadores de las empresas colombianas.

Precisamente es él quien nos recuerda una escena que seguramente todos hemos vivido.  “Cuando estábamos en el jardín nos ponían a estimular nuestros sentidos con pintura, jugábamos con ella y ensuciamos la ropa. Al llegar a casa nuestros papás se alegraban y nos tomaban una foto pero al empezar el colegio las cosas cambiaban, porque había que seguir ciertas normas. Entonces, si llegábamos con el uniforme sucio nos decían: ¡Se tiró el saco!”.

Por eso no es sorprendente que cuando los niños crecen, algunos terminen creyendo que la creatividad no es para ellos. Sin embargo, como afirma Hernández, “la creatividad se da diariamente cuando solucionamos problemas, lo que pasa es que lo hacemos mecánicamente y por eso ni nos damos cuenta”.

¿Qué es la innovación?

De acuerdo con Hernández “innovar es la manera de identificar oportunidades para solucionar problemas de los seres humanos porque continuamente estamos enfrentando incertidumbre y paradigmas que necesitamos resolver. Cuando un innovador entiende ese problema y sabe cómo resolverlo está generando un impacto de valor”.

La creatividad y la innovación

“La creatividad es un elemento esencial para observar donde hay oportunidades, los seres humanos lo hacemos 24/7 pero a veces nos limitamos por ciertos factores, como las reglas. No obstante, si se llevan a cabo esas ideas podemos transformar la vida de las personas. Este concepto es abierto porque para algunas personas una solución no es innovadora, pero para otras sí, por eso una sola innovación no va a cambiar la vida de 7 mil millones de personas”.

También te puede interesar: Los 10 mejores libros de fantasía para leer con tus hijos

¿Cómo formar niños innovadores?

  1. Rompe los esquemas y paradigmas. Como padres a veces nos prometemos no ser igual a nuestros papás pero terminamos siendo muy parecidos, poniendo las mismas trabas y reglas. Entonces, debemos preguntarnos: ¿cuál es la realidad del mundo que los jóvenes están afrontando? Para romper con esas creencias que traemos desde hace mucho tiempo, retar esos clichés y el statu quo.
  2. No coartes las ideas. Frases como:¡pero a quién se le ocurre esa idea, no sea bruto! Es el peor error que podemos cometer los seres humanos porque entre más ideas tengamos, más espacio tenemos para movernos.

Por ejemplo, imagina que eres papá de un niño de 5 años y él sabe que el cielo es azul. Un día cuando estás cocinando, prendes un fogón, como es azul, él también lo relaciona con el cielo y lo toca. Inmediatamente, tú le dices: ¡eso no se hace! El niño aprende a no tocar el fogón, no porque lo gritaste sino porque le dolió.

En ese sentido, debemos permitir que el niño ejecute la idea, tal vez se equivoque, pero afirmó un día Thomas Edison: “no fracasé, sólo descubrí 999 maneras de cómo no hacer una bombilla”. 

  • ¡Promueve el juego! El LEGO lo conocimos para armar figuras, hoy tiene una metodología empresarial: lego serious play para aprender a construir estrategia o modelos de negocio jugando. También está la plastilina,  que es un objeto que no pasa de moda y que te sirve para armar figuras o comunicarte por medio de estas. En conclusión, elige un juego y transfórmalo en lo que necesites.
  • Incomoda su cerebro para ver el mundo más grande de lo que es. Por ejemplo, cuéntale una historia a tu hijo y después haz que te cuente una suya. Luego unan las historias y cada uno podrá conocer el mundo del otro. También puedes emplear otras estrategias como comer pasta con las manos, así activas sus pensamientos creativos, facilitas su expresión y retas el statu quo.

Con estos consejos de Jorge Hernández seguro que cada día contaremos con más niños innovadores que ayudarán a generar impacto positivo en su entorno, y por qué no, en el mundo,  con sus ideas.

Comparte este artículo:

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on whatsapp

Suscríbete a nuestro Newsletter para contenido exclusivo

    Artículos más leídos

    Suscribirse a la revista compensar

    Suscríbete a nuestro Newsletter para contenido exclusivo