Cómo detectar trastornos del sonido del habla a temprana edad

Niña en recibiendo terapia de fonoaudilogía

¿Has notado que a tu hijo se le dificulta pronunciar palabras como carro, loro o en vez de decir pelota dice “peota”? Si este es tu caso, la fonoaudióloga Consuelo Bello García, te explica cómo identificar trastornos del sonido del habla.

Los trastornos del sonido del habla son más frecuentes de lo que se cree y si no son tratados a tiempo, pueden ocasionar retrasos que impiden el desarrollo del lenguaje y del habla. Por eso, la fonoaudióloga Consuelo Bello García, directora de Neuroability Colombia, centro de fonoaudiología y terapia ocupacional, (@neuroabilitycolombia) nos explica qué son, sus causas y cómo detectarlos a tiempo.

¿Qué son los trastornos del sonido del habla?

Es la dificultad para producir los sonidos del habla, los cuales se desarrollan durante la primera infancia y se clasifican en:

1.   Alteración fonética: 

Dificultad para producir o articular correctamente un sonido aislado o en sílaba, por ejemplo: si al  niño se le complica pronunciar la L, por más que tú le digas: LA, L-L-LA, él no podrá ubicar su lengua en el paladar para producir ese sonido. Entonces, el niño opta por distorsionar, sustituir u omitir ese sonido.

2.   Alteración fonológica:

El niño sí puede producir determinados sonidos, es decir si tú le dices: la, le, li, lo, lu, él lo va a pronunciar bien, pero de manera aislada. Esto significa que si le dices: deletrea pelota, va a decir: pe-lo-ta, pero cuando habla de manera espontánea expresa: peota o petota, acostumbrándose a tener una habla simplificada, a pesar de que sí puede hacer el sonido.

3.   Alteración mixta

Presenta alteración fonética y fonológica, por lo tanto, a veces se le dificulta decir algunos sonidos como la erre o  aunque sí pueda hacer los sonidos se le complica hacerlo en palabras o frases.

Es importante aclarar que dependiendo de la sintomatología existen otras clasificaciones como la apraxia del habla infantil, que para diagnosticarla hay que realizar pruebas adicionales a las de la evaluación de los sonidos, ya que esta se relaciona más con la producción motora del habla, es decir:  los niños saben qué comunicar, pero no pueden producir la palabra con precisión, generando que no cometan errores fijos como peota, sino que digan pelota de cinco maneras distintas porque constantemente están ensayando cómo expresarlo.

Causas de los trastornos de sonidos del habla

Se ha comprobado que niños con alteraciones morfológicas, neuromotoras o de nivel auditivo, cognitivo y lingüístico tienden a presentar trastornos del sonido del habla. Asimismo, quienes antes del primer año de vida han presentado otitis recurrentes, pues el proceso de infección les impide escuchar bien, generando que pierdan la adquisición del habla o del lenguaje.

También se da por causas idiopáticas, producidas por una baja estimulación al lenguaje. En esta época de pandemia se ha vuelto más común porque los niños pasan  mucho tiempo en el celular o tablet, exposición tecnológica que no aporta a su desarrollo del lenguaje porque esta solo se genera  a través del contacto e interacción humana.

Señales de alarma

Cuando vas al pediatra hay ciertos estándares que determinan si el desarrollo físico de tu hijo es el adecuado para su edad como el peso y la estatura. De igual manera, hay hitos que nos permite conocer  si el desarrollo del lenguaje del niño es el adecuado, ejemplo:

–       Antes de los 12 meses (habilidades prelingüísticas) :

El bebé debe realizar contacto visual, balbucear y  tratar de imitar  gestos, así como tener una reciprocidad comunicativa.

–       Primer año:

El niño debe desarrollar sus primeras palabras relacionadas con su contexto inmediato como: papá, mamá, tete, entre otras.

–       Dos años:

El niño expresa frases de dos palabras, casi siempre para expresar  lo que quiere y no quiere. Cuenta con un repertorio de categorías que lo rodean y ya  identifica partes de su cuerpo. Si bien no pronuncia perfectamente las palabras si hace un intento por decirlas.

–       Tres años:

El niño realiza frases de hasta cinco palabras, pues cuenta con un vocabulario extenso de todas las categorías que lo rodean. A esta edad se espera que exprese la mayoría de sonidos, excepto la ere, erre y combinaciones de consonantes.

Hay que alarmarse si solo dice palabras sueltas o algunos sonidos.

–       Cinco años:

En esta etapa el niño ya cuenta con un gran repertorio de sonidos, tanto así que puede narrar historias y contar anécdotas.  No se esperan errores, sino que diga las palabras de manera correcta.

También te puede interesar: Tareas del hogar para niños de acuerdo con su edad

Si tu hijo no cumple con los hitos mencionados anteriormente consulta con un fonoaudiólogo para diagnosticar a tiempo un trastorno de comunicación, del desarrollo del lenguaje o  de sonidos del habla.

Comparte este artículo:

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on whatsapp

Lo más reciente...

Artículos Relacionados…

Comparte este artículo:

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on whatsapp

Suscríbete a nuestro Newsletter para contenido exclusivo

    Artículos más leídos

    Suscribirse a la revista compensar

    Suscríbete a nuestro Newsletter para contenido exclusivo