Historia de vida Saudy Guzmán

Esta es la historia de Saudy Guzmán, una mujer que a pesar de tener un embarazo de alto riesgo y enterarse que su hija nacería con síndrome de Down, decidió enfrentar esta noticia con optimismo y aprovechar las oportunidades que la vida le dio.

Hace más de un año, Saudy decidió afiliarse a Compensar Salud. Su modelo humanista centrado en el paciente y su buena reputación fueron las razones que la llevaron a elegir a Compensar. “Fue la mejor decisión que tomé y estoy muy agradecida por la atención que me han prestado”, afirma la madre de Evaluna.

Todo empezó cuando Saudy Clemencia Guzmán se enteró, a sus 40 años, que estaba embarazada. Su cuerpo se llenó de alegría, no podía creer que el hijo que estaba buscando hace algún tiempo ya estaba creciendo dentro de ella.

Cuando tenía cuatro meses de embarazo, su médico de cabecera notó que algo no andaba bien, por eso, la pasaron a ginecología y obstetricia de alto riesgo. Posteriormente, le mandaron a realizar la prueba de líquido amniótico, la cual confirmó que su hija iba a nacer con síndrome de Down.

“El día que me dieron esta noticia no me sentí como cualquier paciente, al contrario, noté que los doctores veían en mí a un ser humano. Me trataron con amabilidad, me hicieron sentir tranquila y me transmitieron la confianza de que todo iba a estar bien”, señala Saudy.

A parte de Compensar, su familia ha sido un gran apoyo. Ha contado con el soporte de sus sobrinos, hermana y pareja, quienes siempre están pendientes de ella y de su hija, Evaluna Rueda Guzmán.

Aunque, los médicos le dieron la opción de interrumpir su embarazo, puesto que en Colombia está permitido realizar este procedimiento en este tipo de casos, Saudy prefirió no hacerlo, optó por recibir con optimismo esta oportunidad, como ella misma afirma “Si así lo decidió Dios es porque estoy preparada para asumir este reto y voy a dar lo mejor de mí para sacarla adelante”.

El nacimiento de Evaluna Rueda no fue fácil, cuando tenía seis meses y medio de embarazo, el monitoreo no salió bien. Los doctores tuvieron que intervenir inmediatamente y realizar cesárea. Aunque la pequeña estaba baja de peso y sin muchos nutrientes, todo salió muy bien.

Hoy Evaluna tiene tres meses y es una bebé muy saludable gracias a que los médicos de Compensar siempre están pendientes de ella. Saudy no podría estar más feliz al respecto: “No me alcanzan las palabras para describir lo que Compensar significa para mí, gracias a ellos asumí este nuevo reto de manera más positiva”.

Te invitamos a conocer nuestro especial de 40 años.

¿Te gustó este tema?