Muchas personas han tenido alguna vez una alcancía, esa que siempre llamamos ‘marranito’ y se llena por alguna meta que se traza. Sin embargo, ante cualquier imprevisto o antojo la rompemos, llevándonos a gastar esos ahorros. ¿Eres un buen ahorrador? Descúbrelo en el siguiente test.

 Ahorrar no tiene que ser un sacrificio. De hecho, para Juan Camilo González, experto financiero y asesor de la Entidad Cooperativa Unimos, “al hacerlo construimos patrimonio. Esto no tiene que ver con la cantidad de dinero que tenemos sino la forma en cómo ahorramos”.

Existen tres tipos de ahorro, uno conocido como fondo de emergencia que nos sirve para solventar cualquier gasto inesperado. El segundo orientado a cumplir las metas de corto y mediano plazo, eso que siempre hemos querido hacer: estudiar inglés o viajar. Y el último, objetivos de largo plazo (compra de vivienda).

Según Juan Pablo Andrés Puentes, experto en planificación financiera de PMA, primera empresa de educación financiera en Colombia, “lo ideal es ahorrar el 10 % de nuestro sueldo. Para eso, revisa los ingresos y egresos que tuviste durante el mes, así sabrás si estás excediendo tus gastos y cuánto dinero ahorrar”.

1. ¿Qué haces con las monedas que te sobran diariamente?
2.  ¿Llevas un registro de tus gastos?    

3. ¿ Cuál de los siguientes gastos eliminarías ?

4. ¿Cada cuánto sacas los ahorros que llevas en tu alcancía?

5. ¿Para qué ahorras?

De 8 a 10 puntos:

¡Muy bien, sabes para qué sirve una alcancía! Al trazar objetivos claros y realizables no temes realizar ajustes a tu presupuesto para lograrlo. Por ello, sabes priorizar cuáles son esos servicios que realmente necesitas y cuando surja algún imprevisto, tus finanzas no corren ningún riesgo.

De 5 a 7 puntos:

¡Vas por buen camino! Piensas a largo plazo, sabes que en cualquier momento puede surgir algún gasto adicional. Sin embargo, te falta llevar a cabo un plan de ahorro que te ayude a conocer tus gastos y así saber cuánto dinero debes agregar a tu alcancía.

Menos de 5 puntos:

¡Tienes mucho que aprender! Todavía crees que el ahorro es un sacrificio y no tiene que ser así. No olvides que cualquier día es ideal para empezar a ahorrar. No tienes que hacer grandes sacrificios, solo aprende a priorizar.

A continuación sigue estos consejos para aprender a llenar la alcancía:

●Ahorra las monedas que tengas en tu bolsillo al final del día: los pequeños gastos tienen un poder acumulativo muy grande.

●Reajusta tus gastos: Netflix, televisión paga o Spotify son servicios que puedes recortar sin ningún inconveniente. Por eso, prioriza que gastos son los más necesitas.

●Descarga una tabla de ahorro en Internet, esta consta de 200 casillas que tienen un valor diferente (de 50 a 10. 000 pesos), el ideal es que durante 200 días, la persona escoja una casilla, la tache y deposite el dinero a la alcancía. Así se obtendrá un millón en seis meses.

Existen tres tipos de ahorro, uno conocido como fondo de emergencia que nos sirve para solventar cualquier gasto inesperado. El segundo orientado a cumplir las metas de corto y mediano plazo, eso que siempre hemos querido hacer: estudiar inglés o viajar. Y el último, objetivos de largo plazo (compra de vivienda).

Según Juan Pablo Andrés Puentes, experto en planificación financiera de PMA, primera empresa de educación financiera en Colombia, “lo ideal es ahorrar el 10 % de nuestro sueldo. Para eso, revisa los ingresos y egresos que tuviste durante el mes, así sabrás si estás excediendo tus gastos y cuánto dinero ahorrar”.

 

¿Te gustó este tema?