Lavarse las manos, taparse la nariz cuando estornudas y utilizar tapabocas cuando tienes gripa, son algunas de las acciones que puedes realizar para protegerte contra la hepatitis.

 Según la Organización Mundial para la Salud (OMS), en el mundo hay 257 millones de personas con infección crónica por el virus de la hepatitis B y 70 millones con hepatitis C. Sin embargo, la mayoría que sufren de esta enfermedad lo desconocen.

La gerente de la Cohorte de Alto Costo de Compensar, María Isabel Galindo, afirma que: “cuando una persona presenta hepatitis hace que el hígado no funcione bien. Esto dificulta la actividad metabólica del organismo. Por ende, más adelante se puede desarrollar un cáncer”.

Sin embargo, la transmisión de este virus sí se puede evitar. Conoce más sobre esta enfermedad y sigue las siguientes recomendaciones para protegerte contra la hepatitis.

¿Qué es la hepatitis?

La hepatitis es una inflamación del hígado que se origina por alguno de los cinco virus de esta patología (A,B,C,D y E). El doctor Carlos Alberto Casadiego de Compensar asegura que: “aunque esta es la principal causa, también puede deberse a infecciones tóxicas (abusar de los medicamentos) o enfermedades autoinmunitarias”.

¿Cómo se transmite la hepatitis?

Esto depende del tipo de hepatitis. La A y E se generan por malos hábitos de higiene como: no lavarse la manos antes de comer o beber agua insalubre.

En cambio, las hepatitis B, C y D se propagan por contacto sexual sin condón, transfusión de sangre contaminada, procedimientos donde se utilicen instrumentos quirúrgicos no estériles o cuando una mujer contagiada da a luz le puede transmitir este virus a su hijo.

¿Cuáles son los síntomas?

Los principales síntomas son fiebre, coloración amarillenta, dolor abdominal y articular, náuseas, vómito, pérdida del apetito, entre otros. Las personas que tienen hepatitis B y C pueden sufrir de cirrosis y fallas hepáticas. Es importante aclarar que cada persona presenta diferentes malestares.

¿Cómo se previene?

Acuérdate que para evitarla debes realizar buenas prácticas de higiene. Cuando laves tus alimentos hazlo con agua potable, antes  de comer y después de ir al baño debes hacer lo mismo, no compartas tu cepillo de dientes ni agujas con otras personas. Si vas a realizarte un tatuaje o piercing verifica que los instrumentos estén esterilizados.

Pero, la mejor forma de prevenirlo es vacunándote. En Compensar los niños, profesionales de la salud, personas que sufren de cáncer -leucemia o que afectan su sistema de defensa- VIH y mamás que están próximas a quedar en embarazo pueden acceder a la vacuna de Hepatitis A y B, las cuales son gratuitas porque están incluidas dentro del Programa Ampliado de Inmunizaciones (PAI)

Sin embargo, las personas que no presentan estas condiciones mencionadas anteriormente deben adquirirla. Compensar maneja una vacuna que al aplicarla te protege tanto de Hepatitis A como B. Consulta la sede más cercana para vacunarte.

¿Qué debo hacer si presento los síntomas?

El doctor Carlos Alberto Casadiego asegura que si la persona presenta dolor abdominal, color amarillo, taquicardia y fiebre debe acudir a urgencias para realizar los exámenes correspondientes.

De acuerdo con la gerente de la Cohorte de Alto Costo de Compensar, María Isabel Galindo, la Hepatitis A y E son fáciles de tratar, por ende, se recomienda reposo en casa. La B y C se tratan con medicamentos. Cabe aclarar que la B no tiene cura pero se puede vivir con ella mientras que la C sí es curable pero las personas que reciban este tratamiento, podrían volver a infectarse de hepatitis c si vuelven a exponerse al contagio, pues los medicamentos no confieren inmunidad.

“Los pacientes que sufren de Hepatitis C ahora pueden acceder a la medicina que necesitan. Gracias a que el Ministerio de Salud y Protección Social se unió con otros países latinoamericanos, excluyendo Brasil, para comprar el medicamento de manera masiva. Este ya no cuesta alrededor de 400 millones sino 25 millones de pesos colombianos. En Compensar ya contamos con pacientes curados, quienes reciben acompañamiento y tratamiento adecuado”.

Aunque la Hepatitis es una enfermedad tratable. Recuerda vacunarte. Con esto garantizas una mejor calidad de vida.

¿Te gustó este tema?