Salario emocional, estrategia para retener talento

Convertirse en una organización atractiva para atraer talento es uno de los grandes retos que tienen las compañías, sobre todo, en una época en la que los millennials representan el 30% del mercado laboral latinoamericano. Conozca cómo el salario emocional le ayuda a retener y fidelizar a sus colaboradores.

El salario emocional es todo aquello que no compone la asignación salarial y contraprestación de un cargo, como afirma Camila Rincón, gerente de Selección y Operaciones Internas en Compensar “son todos los factores que impactan positivamente la calidad de vida y desarrollo profesional de los colaboradores como tener oportunidades de crecimiento  e incluso los retos que representa el cargo, son aspectos motivacionales clave en la fuerza laboral actual”.

Según una investigación realizada por Harvard Business Review (2018) las empresas que le apuestan a tener colaboradores más felices aumentan en un promedio 31 % más la productividad y 37 % más las ventas.

Para Sylvia Ramírez, coach y autora del libro Felicidad a prueba de oficinas, además de incrementar el rendimiento laboral “esta clase de salario genera beneficios adicionales muy apreciables: disminuye la rotación, genera impactos reputacionales positivos (subir en escalas internacionales como la del Great Place to Work) y aumenta el nivel de compromiso de los equipos de trabajo”.

Para implementarlo se recomienda contar con un portafolio de beneficios que favorezcan los valores estratégicos de su organización, sin olvidar los intereses de sus colaboradores.

“Es necesario indagar sobre las necesidades e intereses de los colaboradores, ante las dinámicas culturales actuales las organizaciones deben reevaluar frecuentemente sus portafolios de beneficios y planes de retención, es evidente que aspectos como la estabilidad laboral que años atrás generaban una alta motivación hoy están siendo remplazados por conceptos como mayor flexibilidad laboral o incluso la conexión del propósito organizacional con el personal de los colaboradores” explica Camila Rincón.

Estrategias para implementar el salario emocional

● Home office o teletrabajo: disminuir los tiempos de traslado, pasar más tiempo en familia y tener un horario flexible, lo convierte en uno de los beneficios más valorados por los empleados.

● Desarrollo profesional: realizar capacitaciones, otorgar permisos para asistir a talleres o cursos hace que su organización aumente el engagement

● Días libres: si su empleado cumple años o tiene una calamidad doméstica, hágale saber que él es importante para su compañía. No tema en dar estas licencias.

● Actividades de integración: en temporada de fin de año, las compañías suelen realizar eventos para agradecerles a sus empleados. No lo deje pasar porque como señala la coach Sylvia Ramírez “es una forma muy elocuente de dejar atrás el concepto de “La empresa está pagando por su tiempo”, para pasar al de “Ustedes y nosotros estamos en el mismo proyecto”. Es un asunto sutil pero indiscutible: gestos de esta naturaleza hacen parte de la nueva forma de gestionar el talento humano.

No olvide que la implementación de este tipo de estrategias debe ir acorde con su cultura organizacional. Por eso, no solo se guíe por el portafolio de beneficios sino que confíe en su creatividad y alta capacidad de escucha. Esto le asegurará retención laboral.

 

¿Te gustó este tema?