Adquirir deudas malas, administrar inadecuadamente los ingresos y no invertir son algunos errores que impiden la independencia financiera. Conoce cómo puedes manejar tus recursos sin generar sobre endeudamientos.

Para lograr la independencia financiera, el primer paso que debes hacer es tener paciencia, ya que el afán de lograr la libertad financiera,  te puede llevar a sobredimensionar tus deudas y tomar riesgos desproporcionados.

Para este tema, el experto en finanzas personales Danilo Raymond explica que “una persona alcanza su libertad financiera el día que se levanta de su cama y, sin ir a trabajar, ya tiene cubiertas sus necesidades básicas con ingresos recurrentes provenientes de ahorros o inversiones. Cuando se tienen cubiertos los gastos básicos, esa persona decide salir a trabajar por amor a lo que hace y para conseguir lo suficiente y cumplir sus sueños”.

¿Cómo manejar las deudas?

Raymond añade que no es malo endeudarse para generar inversiones o riquezas. El problema con el endeudamiento radica en que se deben generar deudas financieras buenas, en ese sentido, una deuda buena es aquella relacionada con un ingreso. Por ejemplo, si se adquiere una moto por medio de un préstamo con la intención de divertirse, se está generando una deuda mala, pero si se compra una moto para montar un negocio, para hacer entregas a domicilio o para un fin económico que genere un ingreso, eso se transforma en una deuda buena.

Hay que tener en cuenta que muchas personas se endeudan para comprar activos, pero no tienen en cuenta su flujo de caja, es decir, terminan sobre excediendo su capacidad de pago. La capacidad de pago se excede cuando el valor mensual que se paga por deudas sobrepasa el 30% del ingreso mensual.

Es posible crear un emprendimiento a través de las deudas 

Según Raymond, la forma más viable de crear un emprendimiento es a través de:

● Los propios ahorros.

● La implementación de deudas buenas que representen una inversión.

● Consecución del capital.

Es necesario que los jóvenes sean visionarios y se proyecten como los próximos líderes empresariales, y no esperen a ser contratados por grandes compañías. Según el DANE, en septiembre de 2017 la tasa de desempleo se ubicó en 9,2%, lo que significa que 111 mil personas más estaban ocupadas, en ciudades como Bogotá, Cali y Medellín, en los sectores de agricultura, ganadería, caza, silvicultura y pesca; actividades inmobiliarias, empresariales y de alquiler; y servicios comunales, sociales y personales.

Y, aunque ser emprendedor en Colombia implica una serie de retos, sí es posible crear empresa y gestionar las pequeñas ideas. Según la Cámara de Comercio de Bogotá, en Colombia, los emprendedores encuentran la financiación más accesible para sus proyectos al realizarla con sus amigos o familia, esto representa un 60% de los casos y el uso del capital propio o ahorros el 22 %.

¿Cómo administrar el dinero?

En promedio, una persona debería vivir con el 70% de lo que gana, y si se trata de emprendedores, no pueden destinar las ganancias de sus proyectos en gastar, también deben pensar en invertir, de esta forma el resultado será exitoso.

Por otro lado, los emprendedores exitosos  reducen al máximo sus gastos, viven con el 30% de sus ingresos y el 70% restante lo destinan a la inversión. El segundo elemento que se debe tener en cuenta son los riesgos que se pueden tener, ya que la balanza de los momentos positivos serán los más productivos, y que en momentos de crisis es cuando más se debe fortalecer la empresa.

Finalmente, los jóvenes no alcanzan la independencia financiera porque:

● Tienen afán de gastar antes que invertir en su negocio.

● El medio los lleva a trabajar para otras empresas y no a ser emprendedores.

● No hacen una buena distribución de los gastos.

● No miden bien sus riesgos.

Si quieres lograr tu independencia financiera debes tener claro hacia dónde quieres llegar, por lo tanto, aplica la siguiente clave a tu vida diaria:

● Vivir con el 70% de lo que ganas.

● Dedicar máximo el 20% de tus ganancias a pagar deudas.

● Ahorrar mínimo el 10% de los ingresos.

Con el tiempo, los ahorros o las deudas buenas te darán el capital suficiente para encontrar la inversión correcta que te convertirá en una persona financieramente libre.

¿Te gustó este tema?