Los maestros que nos inspiran son aquellos que sin importar las adversidades saben que lo más importante es cumplir con su labor de enseñar. Su constancia y dedicación hacen que siempre los recordemos por ayudarnos a construir un futuro mejor para todos.

 El 15 de mayo se celebró el Día del Maestro en Colombia. Sin embargo, somos conscientes que un día no es suficiente para agradecerles todo lo que han hecho por nosotros.

Por eso, queremos resaltar durante todo el mes de mayo  la labor de los maestros que recorren largas distancias para llegar a colegios ubicados en zonas rurales como: Yacopí, Caparrapí y La Palma (municipios de Cundinamarca). De igual forma, a los profesores que constantemente innovan, transmiten sus conocimientos y motivan a sus estudiantes a salir adelante.

Esta es la historia de las docentes Ingrid Marroquín y Deisy Cortés, quienes trabajan entregando sus conocimientos en la Institución Educativa Departamental Gerardo Bilbao y el Instituto Técnico Agropecuario. No importa si todos los días se demoran 2 horas para llegar a su trabajo, este esfuerzo vale la pena cuando ven que sus estudiantes cuentan con las herramientas necesarias para que en un futuro sean líderes.

De hecho, los niños que disfrutan de las Jornadas Complementarias de Compensar, en las instituciones ya mencionadas, aprenden sobre conservación ambiental, manejo de residuos sólidos, cultura, artes y diferentes disciplinas que fortalecen sus habilidades.

Sin duda alguna, todos los maestros siempre marcarán una huella en nuestras vidas. Por eso, Compensar cree firmemente que a través de la educación se puede generar transformación social en todos los territorios del país.

¡Gracias a los casi 1.000 maestros de Compensar y a todos aquéllos de las zonas rurales y urbanas que nos ayudan a construir una mejor sociedad!

 

¿Te gustó este tema?