Aprende a educar a un hijo único

Siempre se ha creído que los hijos únicos son egoístas, mimados y pocos sociables. Sin embargo, este estereotipo se ha venido eliminando gracias a la forma en cómo son educados, siendo este el factor que más influye.

En Colombia, las parejas están optando por tener un solo hijo. De hecho, la reciente Encuesta Nacional de Demografía y Salud (ENDS) evidencia que la tasa de fecundidad ha descendido, generando que en las zonas urbanas del país el promedio de hijos por mujer sea de 1,8 hijos.

Las implicaciones financieras, el crecimiento profesional de las mujeres y el cuidado al medio ambiente, son algunas de las razones por las cuales las parejas colombianas quieren tener solo un hijo. Pero esta decisión no es fácil para los padres, ya que surgen muchas dudas sobre la crianza.

Para la psicóloga y trabajadora social Iveth Villamizar, hay que tener claro que “cuando una persona es egoísta, poco sociable o tiene una conducta narcisista no se origina por ser hijo único, sino por la educación que recibió”.

Esto quiere decir que una persona podría ser individualista o insegura, incluso, si tiene hermanos. Entonces, ¿qué se debe tener en cuenta para educarlos de la mejor manera? La psicóloga Villamizar recomienda:

● Genera un equilibrio: todos los extremos terminan siendo perjudiciales. Lo que significa que prestarle demasiada atención o sobreprotegerlo puede afectar su etapa de crecimiento y llevarlo a ser un adulto con muchos miedos y temores para enfrentar la vida.

No obstante, si se le permite hacer lo que él quiere, se cae en otro error porque no se tendrá un control de sus acciones. Por ello, genera un balance entre estos dos extremos, permite que sea independiente pero igual conserva la autoridad.

●  Déjalo interactuar con otros niños: inscríbelo a actividades extracurriculares para que se relacione con otros niños de su misma edad, así comprenderá que no todo gira en torno a él, sino también, es importante escuchar las necesidades de los demás y apoyarlos a crear soluciones.

●  Permite que tome sus propias decisiones: en ocasiones los papás les exigen mucho a sus hijos y quieren que ellos cumplan sus expectativas, pero esto no tiene que ser así, al contrario, oriéntalo para que elija correctamente.

● Pasen tiempo en pareja: los padres tienden a perder la relación de pareja y enfocarse solo en la crianza. No dejes que esto pase, realicen actividades para los dos, así él entenderá que sus papás se pueden ausentar, comprenderá qué es una relación amorosa y entenderá que no es el centro de atención todo el tiempo.

Para la psicóloga Villamizar, “es normal que en algunas ocasiones los padres no sepan cómo actuar. Por esta razón, es importante que asistan a escuela de padres o psicoterapias que les ayudarán a obtener mayores herramientas para orientar sus hijos”.

Educar no es un tarea fácil, requiere de mucha dedicación pero a su vez es una experiencia gratificante y la base fundamental para formar mejores seres humanos que contribuyan a generar un mundo mejor.

 

 

 

¿Te gustó este tema?