Conoce todos los detalles sobre el aumento en la licencia de maternidad y lo importante que es para los bebés y sus madres poder compartir más tiempo juntos.

La plenaria del Senado aprobó en diciembre de 2016 un proyecto de ley que aumenta en 4 semanas la licencia de maternidad. Esto quiere decir que las mamás ahora podrán estar con sus bebés 4 meses y medio luego de su nacimiento.

¿Qué opinas? Una mamita nos cuenta porqué el aumento de 4 semanas en la licencia de maternidad es clave para fortalecer la crianza de los bebés y las relaciones familiares.

Preguntas clave sobre la licencia

¿Cómo se obtiene?

La futura mamá debe presentar al empleador un certificado médico que indique:

  1. El estado de embarazo
  2. Fecha probable del parto
  3. El día desde el cual tomará la licencia, considerando que puede ser hasta dos semanas antes de la fecha del parto.

¿Qué pasa si, por razones médicas, se debe empezar 3 o 4 semanas antes del parto?

Aunque el tiempo de licencia preparto se extienda, el tiempo de licencia posparto jamás podrá ser inferior a 16 semanas.

¿También aplica para mamás con hijos adoptados?

Claro que sí. En este caso, se tomará la fecha de la adopción como la fecha de nacimiento.

¿Hay ajustes en caso de que el parto sea múltiple?

Sí, la licencia se aumentará dos semanas más, para un total de 20 semanas.

¿Qué pasa cuando el bebé nace prematuro?

La mamá contará con la licencia de 18 semanas, más el tiempo faltante de embarazo.

¿Esta extensión en la licencia cubre a las mamás que ya se encontraban en licencia de maternidad al momento de la aprobación de la ley?

No, esta nueva legislación no es retroactiva.

¿Y qué pasa con la licencia de paternidad?

Desafortunadamente, los papás seguirán teniendo solamente 8 días hábiles de licencia, aspecto que preocupa a algunos expertos que temen que las mujeres puedan estar ahora en una posición menos atractiva para un futuro empleador. Por otro lado, la Universidad de Los Andes, quien realizó en su momento un análisis del proyecto de ley, afirmó que “no se puede incentivar desde el nacimiento que sean únicamente las mujeres las que están a cargo del menor, sino que se debe buscar que estos papeles sean compartidos.”

Aunque todavía falta un camino por recorrer con respecto a este tema, es innegable que este proyecto marca una pauta en la protección de los derechos de los niños, la salud de las madres y el fortalecimiento del tejido social colombiano.

 

 

 

 

 

¿Te ha gustado este artículo?