No confundas la apendicitis con el mal estomacal

Una apendicitis no diagnosticada correctamente puede tener graves efectos sobre el cuerpo e incluso llevar a los pacientes a sufrir de peritonitis. Por lo mismo, se hace necesario aprender a identificar esta condición.

Cuando se presentan dolores de estómago, es común escuchar a la gente sugerir que se puede tratar de una apendicitis. Esto ocurre porque se trata de una condición que si no es detectada en el momento indicado, pues ser muy perjudicial.

Test - ¿Tienes apendicitis? Descubre si tus síntomas pueden ser inflamación del apéndice.

Antes que nada, cuéntanos... ¿Cómo te llamas?

1. ¿En qué nivel sientes malestar general?Síntomas de apendicitis

3. ¿Sientes dolor abdominal, más específicamente por la región umbilical hacia la parte inferior derecha?


¿Tienes apendicitis?

 4. ¿Sientes que el dolor estomacal te impide caminar con tranquilidad?
Apendicitis: dificultades para caminar

 5. ¿Cómo describirías tu fiebre y/o pérdida de apetito?


Fiebre alta: Síntomas de apendicitis

2. ¿Cómo describirías tus náuseas y ganas de vomitar?¿Tengo apendicitis? - Nauseas

 

En todo caso, cuando se trata de apendicitis, es muy importante detectar la situación con prontitud, por lo que se hace necesario tomarse los síntomas con seriedad y no hacer diagnósticos propios ni medicarse sin tener claridad sobre el asunto.

¿Qué es el apéndice y qué es la apendicitis?

 

Según el Doctor Fabio Leonel Gil Parada, Presidente de la Asociación Colombiana de Gastroenterología, para detectar de manera correcta una apendicitis, hay que entender que “El apéndice es un órgano en forma de cilindro o dedo de guante sin salida, unido al ciego. Y el ciego es la parte inicial del intestino grueso o colon, donde se almacenan las heces”.

El Doctor Gil Parada asegura que la apendicitis es “la inflamación del apéndice cuando se  obstruye por fecalitos y/o tejido linfoide entre otros”. Por lo mismo, “ante un dolor abdominal agudo que tiene indicación de cirugía, la apendicitis es la causa más frecuente en niños y adultos”.

Por su parte, Manuel Guillermo Rodríguez, Administrador de servicios de salud en gestión del conocimiento técnico-científico de Compensar, afirma que la apendicitis se produce por “cualquier situación que mecánicamente se traduzca en la obstrucción del apéndice. Se pueden conocer causales tan concretas y casi pintorescas como la obstrucción provocada por un áscaris (lombriz parásita intestinal) a no poder establecer la causa real que provocó la inflamación, como suele ser en la mayoría de casos”.

¿Cuáles son los síntomas para detectar la apendicitis?

 

El Doctor Manuel Rodríguez asegura que por lo general, los pacientes con apendicitis presentan un cuadro con características similares: “comienzo insidioso con síntomas inespecíficos como malestar general, náusea, decaimiento, vómito en ocasiones con pérdida del apetito y ocasionalmente fiebre. Pero lo que es constante es la usual presencia de un dolor que puede originarse en la región umbilical que siempre termina instaurado en la fosa ilíaca derecha, tornándose progresivamente más intenso e intolerable”.

¿Por qué no hacer el autodiagnóstico cuando se tienen estos síntomas?

 

Lo más recomendable cuando se presentan los síntomas en el abdomen es acudir a urgencias para despejar las dudas y descartar la posibilidad de que se trate de apendicitis.

Fabio Gil Parada, Presidente de la Asociación Colombiana de Gastroenterología, afirma que “la automedicación ante un dolor abdominal agudo en general, puede enmascarar la enfermedad que lo causa, dificultando su diagnóstico específico, predispone a complicaciones y retrasa la iniciación de una intervención oportuna, además de someter al paciente a posibles efectos adversos de los medicamentos”.

Recuerda que con el Plan Complementario de Salud de Compensar cuentas con una completa red de Urgencias en la que encuentras personal calificado de alta calidad para tu atención y la de tus familiares. Afíliate y descúbrelo.

¿Te gustó este tema?