Comienza una nueva temporada de lluvias que irá hasta mediados de junio y en los hogares se prenden las alarmas para evitar que los más pequeños de la casa adquieran virus o alguna infección respiratoria aguda (IRA). Ten en cuenta algunas recomendaciones para prevenirlas.

Según el DANE, en 2017 la primera causa de mortalidad en menores de 1 año se debió a estas infecciones, sin embargo si son tratadas a tiempo y se toman las medidas de precaución suficientes, se pueden evitar complicaciones.

¿Qué es Infección Respiratorio Aguda (IRA)?

Son enfermedades producidas por microorganismos como virus y bacterias, que pueden afectar una parte o todo el aparato respiratorio (nariz, oído, garganta, tráquea, bronquios, pulmones) y en algunos casos impiden que la persona respire normalmente.

¿Cómo evitar que nuestros hijos se contagien?

Algunas acciones preventivas que puedes tener en cuenta son:

  1. Lavar frecuentemente tus manos y las de tu hijo con agua y jabón.
  2. Revisar que los esquemas de vacunación de tus hijos se encuentre completos, si vives con adultos mayores o mujeres en estado de embarazo, también deben estar al día.
  3. Si tienes niños menores de 6 meses, aliméntalos con leche materna exclusivamente.
  4. Evita en lo posible el contacto con personas que tengan tos o gripa.
  5. Evita cambios bruscos de temperatura, cúbrete nariz y boca al salir de lugares cerrados.
  6. Consume alimentos sanos y naturales como frutas, en cantidades suficientes.
  7. Asegúrate de permanecer en espacios o lugares libres de humo.

La infección respiratoria aguda afecta a adolescentes y adultos, pero generalmente los más afectados son los niños. Por eso, es mejor no llevarlos al colegio cuando estén resfriados.

Pero, ¿qué hacer en casa si tu hijo se contagió?

  1. Ofréceles mayor cantidad de líquidos.
  2. Si notas que tu hijo come menos de lo normal aliméntalo con mayor frecuencia.
  3. No suministres medicamentos que un conocido te haya recomendado, solo los formulados por tu médico.
  4. Limpia o desinfecta los juguetes de tu hijo.
  5. Si está en edad escolar, es recomendable que no asista al colegio.

¿Cuándo acudir a los servicios de salud?

Si tu hijo presenta alguno de los siguientes síntomas, dirígete inmediatamente a los servicios de salud de compensar:

Si es menor de 2 meses Si tiene entre 2 meses y 5 años
Aumento o disminución de la temperatura. Fiebre de difícil control, mayor de 39°C.
Respiración más rápida de lo normal. Fiebre durante más de tres días.
Sonidos en el pecho al respirar. Decaimiento a pesar de no tener fiebre.
Somnolencia o no se despierta con facilidad. Respiración más rápida de lo normal.
Ataques o convulsiones. Hundimiento de las costillas al respirar.

Si sigues estas recomendaciones disfrutarás de un ambiente libre de enfermedades respiratorias y lo más importante tu hijos estarán fuertes y sanos.

 

¿Te gustó este tema?