Durante este último mes, el mundo entero se vistió de Jazz, un género musical que ha venido cobrando fuerza en Colombia gracias a agrupaciones emergentes que trabajan día a día para mantenerlo vigente.

El verdadero fenómeno del Jazz en el país se dio en la década de los 90, a partir del nacimiento del Festival Internacional de Jazz del Teatro Libre y de otros eventos gratuitos que permitieron masificarlo. Logrando que diferentes agrupaciones se interesaran en este género para explorar nuevos sonidos.

Según Jaime Monsalve, jefe musical de Radio Nacional de Colombia, hoy en día hay una escena emergente que está siguiendo los pasos de grandes maestros del Jazz colombiano, a través de la búsqueda de un lenguaje propio que vaya de acuerdo con grandes influencias históricas como el Jazz clásico, Rock, Funk, entre otros, y a elementos de nuestras propias músicas.

“En este momento hay una corriente muy dedicada al Jazz de vanguardia y hay una cantidad de jóvenes que se han dedicado a ir por otra que es más contemporánea”, afirma Monsalve.

La escena emergente

Uno de los grandes ejemplos de grupos musicales que ha procurado llevar en alto los ritmos colombianos alrededor del mundo, mientras explora una de las vertientes del Jazz es la banda caleña Manteca Blue & The Latin Corner, que nace en el 2014 luego de una afortunada coincidencia.

Para Daniel Gutiérrez, pianista y compositor de la banda, el Jazz es el mejor catalizador que hay para fusionar música. “Siento que con este género uno puede acompañar cualquier tipo de sonido y el éxito de la fusión radica en que éste nos permita llevar la música de nuestro país a cualquier parte del mundo”.

Uno de los principales retos a los que se enfrentan es la poca difusión que tiene su música en los medios de comunicación comerciales. Daniel asegura que “la gente está parcializada. Si las emisoras de radio y programas de televisión fueran más incluyentes con todos los géneros, muchas más personas tendrían la oportunidad de conocernos”.

Sin embargo, gracias a la profesionalización y estudio de la música en el país, al crecimiento exponencial del público, al interés de los músicos, a los festivales y a la academia, ha aumentado la acogida del género en los últimos tiempos.

Otro de los retos a los que se pueden enfrentan las agrupaciones o músicos emergentes es la falta de instrumentos o equipos que les permitan crear productos finales para abrirse paso en la industria.

Es por esto que es importante que identifiques lugares dotados con equipos profesionales que permitan un excelente tratamiento acústico para practicar, realizar live sessions y grabar demos, como la sala de ensayos y grabación de Compensar ubicada en la sede de Suba Calle 139.

No dejes que nada te detenga y haz realidad tu sueños de nacionalizar o internacionalizar tu música.

 

 

¿Te gustó este tema?