Mayo es el mes de las madres y el mejor regalo que le puedes dar es cuidarla y recordarle que debe realizarse sus controles periódicos. Al hacerlo, ella sabrá lo importante que es para ti.

 Las mamás son la base de toda familia, siempre están ahí cuando más las necesitamos y por lo general, no les importa abandonar sus propios sueños con tal de vernos cumplir los nuestros. Es por esto que es clave que en nuestro rol de hijos, también cuidemos de ellas.

De hecho, Kathy Sánchez, gerente de la Cohorte Materno Perinatal de Compensar asegura que el deber de todos los hijos es proteger la salud de sus mamás, así retribuyen todo lo que han realizado por ellos.

Por eso, ¡toma nota! y ten en cuenta las siguientes recomendaciones para cuidar a tu mamá en cada etapa de su vida.

Madres antes de los 35 años

Es importante que tú como hijo le recomiendes a tu mamá construir hábitos de vida saludables: realizar ejercicio diariamente, no fumar ni consumir bebidas alcohólicas en exceso, llevar una dieta balanceada y dormir bien.

Cada año, las madres deben hacerse un chequeo médico general para revisar sus antecedentes familiares y personales. Además, realizar el autoexamen de mama y si ella detecta cualquier cambio, llévala al especialista en ginecología.

Según la Federación Colombiana de Obstetricia y Ginecología en Colombia la segunda causa de muerte en mujeres se debe a cáncer de cuello uterino. Por eso, esta organización insta a las EPS y demás actores a recordarle a las mujeres que tiene que vacunarse contra el VPH.

En Compensar tu mamá puede aplicarse esta vacuna y seguir el protocolo de tamizaje para el cáncer de cuello uterino con citología. Acuérdate que si desea quedar en embarazo, ella debe asistir a una consulta preconcepcional para saber si se encuentra bien física y mentalmente.

Madres de 36 a 55 años

En este periodo debes seguir fomentándole a tu mamá las recomendaciones mencionadas anteriormente. En esta etapa, después de los 48 años,  es usual que se presente un cambio biológico en el cese de la función ovárica, conocido como: menopausia.

Por eso, tu mamá debe acudir al ginecólogo para evaluar su estado físico, psíquico y emocional. Asimismo, debe definir la periodicidad de la mamografía y plantear la necesidad de realizar una densitometría ósea para descartar osteoporosis.

Además, tiene que consumir calcio y en algunos casos, realizar una terapia de remplazo hormonal.

Madres de 56 años en adelante

En esta edad tu mamá debe seguir las recomendaciones anteriores, mantenerse activa y realizar actividades de prevención. En caso de que ya cuente con alguna enfermedad como hipertensión, obesidad o diabetes debe realizarse un seguimiento de la misma.

También es importante tener cuidado al bajar las escaleras y contar con tapetes antideslizantes en el baño para evitar caídas y realizar caminatas al aire libre preferiblemente cuando haya sol porque le ayuda a que se fije la vitamina D en sus huesos. No obstante, debe usar protector solar.

Para la Doctora Sánchez es importante que en todas las etapas, las mamás mantengan una alimentación saludable (desayuno, medias nueves, almuerzo, onces y cena). Además, deben realizar planes que las ayude a bajar sus niveles de estrés.

Por eso, en este mes devuélvele todo lo que ella hace por ti. ¡Cuídala, así como ella siempre lo ha hecho por ti!

¿Te gustó este tema?