Tener una identidad y estilo propio es tu carta de presentación ante el mundo, tener una imagen definida refleja tu confianza, autoestima, proyecciones personales y profesionales. Si eres una mujer con ideas claras sigue las recomendaciones de la asesora de imagen Liliana Falla.

Para construir una imagen e identidad propia es fundamental saber cómo te ven los demás, es decir, debes trabajar en tu imagen personal debido a que la primera percepción que tendrán de ti será visual.

Para saber como construir una identidad es necesario saber qué es identidad y qué es estilo. De acuerdo con Liliana Falla Mejía, asesora de imagen, personal shopper y coach emocional, la identidad es el conjunto de cosas que identifica a una persona de forma individual y está directamente relacionado con la personalidad, objetivo de vida y entorno en el que se desarrolla una persona.

El estilo refleja el carácter a través de su forma de vestir, comunicarse y de caminar, por lo tanto, para saber como empezar a definir tu identidad y estilo propio debes tener en cuenta estos aspectos.

Elegancia, sencillez y naturalidad, todo en uno 

Saber quién eres y qué deseas proyectar, te permitirá reconocer cómo quieres mostrarte ante el mundo, especialmente si eres una mujer con ideas y dispuesta a emprender. Partiendo de esto, es fundamental que te sientas cómoda y segura con los que llevas, dejando atrás la moda y las tendencias.

“Cuando estás totalmente segura de quien eres y de lo que llevas te verás exitosa”.

La experta recomienda no seguir íconos de la moda o copiar a otros, especialmente porque no reflejarás realmente quién eres y no lograrás un impacto positivo frente a quienes te perciben. Así que sé auténtica, única y diferente. Atrévete a ser tú misma sin mirar a los demás, sigue tus propias tendencias y vive segura de lo que llevas.

Desarrolla tu marca personal 

La construcción de tu personal branding o marca personal se logra por medio de lo que deseas transmitir, para dónde vas y cómo lo vas a realizar. Según Liliana, es necesario proyectarse para alcanzar con éxito lo que quieres transmitir.

“Vístete para el puesto o negocio que quieres alcanzar”.

Debes saber que tú mismo puedes construir tu marca personal, pero esta también es flexible y puede variar de acuerdo a como evoluciones en el camino. Con esto te abrirás paso a una infinidad de oportunidades tanto laborales como empresariales. ¡Si eres una persona visionaria y con proyección llegarás muy lejos! Recuerda que puedes complementar tu presentación personal con un maquillaje acorde a tu edad y al momento laboral o social que vivas.

¿Te gustó este tema?