Consejos hospitalización de un hijo

Ansiedad, culpa y estrés son algunos de los sentimientos que se producen cuando los hijos son hospitalizados. ¿Cómo sobrellevar este difícil momento? Sigue estos consejos.

Ningún padre está preparado para enfrentar una hospitalización, pues se trata de una situación inesperada que genera diferentes reacciones y aumenta los niveles de estrés. “No poder llevar al niño a la casa y sentir preocupación al escuchar los sonidos del monitor son momentos que pueden generar alteraciones físicas y emocionales, las cuales se deben controlar”, asegura la psicóloga Ana Isabel Rincón, especialista en trastornos emocionales y afectivos.

El ingreso hospitalario produce un gran impacto en los niños, quienes, dependiendo de su edad, pueden llegar a sentirse aislados al separarse de su familia, causando que su carácter cambie constantemente.

Por ello, estas recomendaciones te ayudarán a manejar esta difícil situación y lograr que tu hijo se sienta mejor:

●Reconozcan sus emociones: es normal sentir impotencia, ansiedad, culpa o preocupación, así que, acepten y vivan estas emociones para que después de identificarlas sepan cómo tratarlas.

●Comunicación: Para la pediatra y neonatóloga Sandra Navarro  de Compensar “es importante que los padres o los cuidadores del niño se comuniquen con el personal de salud del hospital, quienes están en la capacidad de informar y resolver cualquier duda que tengan sobre la enfermedad. Además, en el caso de los recién nacidos, los padres deben ser esa vía de comunicación para informarles a los médicos los síntomas que presenta el bebé”. Esto les ayudará a disminuir los niveles de estrés.

●La toma de decisiones: el equipo de salud es el encargado de darle a conocer a los padres cuáles son las intervenciones más recomendadas. Por esta razón, si el niño es mayor de 8 años hay que hacerlo partícipe de esta decisión para que entienda el procedimiento y comprenda por qué se tiene que quedar en el hospital. Así estará más tranquilo.

●Contar con apoyo psicológico: “Muchas veces los padres y familiares del niño no entienden por qué el personal psicológico del hospital va a evaluarlos si su hijo está hospitalizado solo por una apendicitis. Hay que comprender que ellos están ahí porque tienen conocimiento del procedimiento y dan las herramientas necesarias para acompañar y manejar cualquier tipo de crisis que se presente”, señala la psicóloga Ana Isabel Rincón.

●Realicen una tarea a la vez: define con tu pareja o familiares cercanos, quién va a hacer los turnos de cuidado y quién se va a encargar de tramitar las autorizaciones pues no es recomendable que una persona se encargue de todo. Esto puede generar altos niveles de estrés. Por eso, es mejor dividirse las tareas y descansar bien.

●No apartar a otros seres queridos: en muchas ocasiones los niños no solo están a cargo de sus padres, por ello, hay que involucrar a ese familiar que puede ayudar al niño a mejorar su estado de ánimo.

Para la pediatra y neonatóloga, Sandra Navarro, “hay que crear un ambiente propicio para explicarle al niño de qué se trata su enfermedad. Asimismo, hay que utilizar un lenguaje neutral, por ende, no hay que usar un lenguaje tan técnico ni mitológico. Lo más recomendable es apoyarse en imágenes para que ellos comprendan la enfermedad que padecen”.

A pesar de que esta es una situación difícil, es importante que en estos momentos mantengas una actitud positiva para que el niño convierta esta experiencia en una situación agradable para su vida. No olvides apoyarte en el personal médico del hospital, ellos siempre están preparados para ayudarte a afrontar esta situación.

¿Te gustó este tema?