En los últimos años se ha venido avanzando en el tratamiento del cáncer de mama. Hoy, se cuenta con mayores herramientas para luchar contra este enfermedad que cada año, solo en la región de las Américas, cobra 100,000 muertes.

Según la Sociedad Española de Oncología Médica (SEOM), en la década de los 80, las mujeres que sufrían de cáncer de seno, “tenían un 70 % de posibilidades de estar libres de recaída a los 5 años tras el diagnóstico. En la actualidad esta cifra se aproxima casi a un 90 %”.

No se conoce cuando fue la primera vez que se detectó el primer cáncer de mama, pero se estima que la descripción más antigua de esta patología se encuentra en el Papiro Edwin Smith, un documento médico de la Dinastía XVIII de Egipto.

Sin embargo, el primer avance en el tratamiento del cáncer de mama lo daría el médico francés Le Dran (1985-1770) en el siglo XVI cuando aseguró que la única cura para el cáncer de mama era realizar una cirugía al comienzo de la enfermedad.

A continuación, conoce los hitos que han contribuido a mejorar la calidad de vida de las personas que lo padecen.

El mastólogo Sebastián Quintero de Compensar, enfatiza en que “una persona no debería esperar a tener un síntoma para detectar el cáncer de mama. Al contrario, anualmente debe asistir a un especialista de seno, realizarse mensualmente el autoexamen y las imágenes necesarias de acuerdo con la edad del paciente (mamografía desde los 40 años)”.

Sin duda alguna, estos avances han ayudado a aumentar la probabilidad de vida de las mujeres que padecen esta enfermedad. Pero ojo, los hombres también la sufren. Por eso, mensualmente programa una cita contigo y realiza el autoexamen.

¿Te gustó este tema?