Decálogo para superar una fobia

¿Alguna vez has sentido ansiedad, sudoración o tensión muscular cuando tienes que ir al médico? Si te ha pasado, probablemente sufres de iatrofobia, miedo a ir al médico. ¿Cómo superarlo? ¡Entérate!

Las personas que sufren de iatrofobia siempre retrasan la visita al médico, y no es para menos, todo lo relacionado con hospitales y personal médico les causa terror. Es como si estuvieran viviendo su peor pesadilla. El problema de sufrirlo es que, al no solicitar ayuda médica, pueden presentar complicaciones médicas.

Según la psicóloga Claudia Perdomo, especialista en salud, “esto sucede porque la mayoría de fobias o miedos se adquieren de manera directa o indirecta. Es decir, experiencias traumáticas en las que se asocia al centro médico con hechos dolorosos que hayan vivido o observado como procedimientos invasivos, aplicación de medicamentos, vacunas, entre otros”.

¿Cómo saber si sufre de iatrofobia?

Siempre que una persona siente miedo, su organismo reacciona, “La percepción del peligro genera pensamientos distorsionados de temor (respuesta cognitiva) a que “algo” le ocurra cuando tiene que ir a una consulta o simplemente visitar un centro de atención en salud”, explica el doctor Alberto González Pastrana de Compensar.

Por esta razón, cuando una persona siente pánico tiende a buscar alternativas para huir de esa situación, creando mecanismos de defensa como taquicardia, sudoración, enrojecimiento, tensión muscular, respiración agitada y pensamientos pesimistas.

Tratamiento para superar la iatrofobia

La psicóloga Claudia Perdomo y el doctor Alberto González Pastrana coinciden en que es necesario una intervención psicológica para detectar el hecho estresante que originó el trastorno. Por eso, es recomendable asistir a psicoterapia, acompañada de herramientas de atención plena.

“Actualmente, existen alternativas para tratarlo como la terapia cognitiva basada en mindfulness , terapia de aceptación y compromiso que lleva al paciente a volverlo consciente de sus temores o la realidad virtual para exponer al paciente a situaciones temidas sin necesidad de tener presente el estímulo fóbico”, asegura el doctor González.

Si crees que sufres de iatrofobia, te recomendamos asistir a terapia psicológica y seguir las recomendaciones de este decálogo que te ayudará a actuar mejor ante este tipo de situaciones.

Decálogo para enfrentarse a una fobia:

Acepta los miedos y preocupaciones: es el primer paso para librarse de ellos.

● Ten presente que las sensaciones no son más que una exageración ante un miedo percibido, no hacen daño; solo son desagradables y así como se presentan, desaparecen.

●Elimina el “no puedo”: cambia los pensamientos negativos que acompañan los estados de ansiedad por pensamientos positivos.

●Observa lo que ocurre en tu cuerpo cuando está comenzando el problema, esto genera que no se produzcan malos pensamientos. Así que, no evites el miedo, al contrario, aprende a aceptarlo.

●Aprovecha las situaciones como oportunidades para practicar, aprender, avanzar y combatir el miedo. Es muy importante respirar profundamente.

●Relájate para contrarrestar las sensaciones de miedo , te ayudará a superar la situación temida. Una buena técnica es imaginar un escenario que sea agradable para ti.

●Piensa en los progresos conseguidos a pesar de las dificultades, esto te proporcionará seguridad.

●Escribe los temores a los que te has enfrentando y las estrategias utilizadas para vencerlos.

● En cuanto estés un poco mejor piensa en el siguiente paso para avanzar. Generalmente se evita pensar en los miedos, porque así hay mayor seguridad. ¿Pero, si hicieras lo contrario? Descubrirás que esos miedos ya no te asustan tanto.

● Cuando estés preparado para continuar, hazlo. Los pequeños progresos generan mejores resultados.

¿Te gustó este tema?