Si estás pensando registrar tu empresa este año, conoce aquí las opciones que ofrece la reforma tributaria y toma la mejor decisión de acuerdo a tus ingresos.

Son muchas las preocupaciones que ha traído la nueva reforma tributaria en materia de creación de nuevas empresas, tanto así que algunos emprendedores colombianos se encontraron en la disyuntiva de si inscribir su empresa en el 2016 o en el siguiente año por los beneficios que podían o no adquirir. Además, los empresarios también se mostraron decepcionados y preocupados ya que consideran que no es una verdadera reforma estructural.

Si bien es claro por todos que se debe aumentar el recaudo en unos 12 o 13 billones de pesos, lo cual representa aproximadamente el 1,5% del Producto Interno Bruto (PIB), para que el sistema sea menos complejo para los contribuyentes, proporcione mayores incentivos a la generación de empleo y evite la evasión; lo que no es tan claro es cómo las nuevas medidas que se tendrán que tomar ayudan a los pequeños y medianos empresarios.

Según el Ministro de Hacienda, Mauricio Cárdenas, entre las medidas para incentivar el empleo y la inversión se encuentra el monotributo. Este simplificará la tributación de las empresas, pagando un solo impuesto de renta que reemplazará los cuatro que existen actualmente (CREE, renta, sobretasa y riqueza). Para 2019 su tarifa única será del 32%, sin embargo, disminuirá gradualmente así que por ahora queda en 43%.

El monotributo para los comerciantes obligados a declarar renta, en especial aquellos que tienen ingresos anuales entre los 41 y 104 millones de pesos, es opcional y quienes no accedan a él deberán declarar renta como personas naturales. Este impuesto oscilará entre los 120.000 y los 240.000 pesos trimestrales e irá destinado al programa de Beneficios Económicos Periódicos (BEPS), un ahorro voluntario para la vejez, y al recaudo de la DIAN.

Es decir que, pagando una tarifa del 1%, el empresario no solo pagará el impuesto sino que dará por cumplidas todas sus obligaciones relacionadas con el IVA. Además, quedará cubierto en riesgos laborales, se inscribirá automáticamente en los BEPS que le ayudarán en su vejez y, al no cobrar retención en la fuente por pagos electrónicos, podrá aumentar su número de clientes.

Entonces, ¿es posible crear empresa con la nueva reforma tributaria? Sí, claro que es posible, sin embargo, deberás estar atento a todos sus pormenores. De ti depende adoptar o no opciones como el monotributo, ubicar sobre la balanza aquellos beneficios y obligaciones que obtendrás y, por supuesto, tomar la decisión que más se ajuste a lo que buscas. Recuerda que crear tu negocio es construir tu futuro.

 

¿Te ha gustado este artículo?